La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) detectó 4.040 cuentas ocultas en Suiza, que habrían evadido como mínimo 62.000 millones de pesos. El fisco denunció al banco, con sede en Ginevra, por evasión fiscal.
El titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, anunció esta tarde que la dependencia fiscal presentó una denuncia contra el banco HSBC "por cuentas bancarias de argentinos ocultas en Suiza".
"El miércoles, presentamos una denuncia por evasión fiscal y asociación fiscal ilícita por cuentas bancarias de argentinos ocultas en Suiza, denunciamos la existencia de una plataforma ilegal montada por tres entidades bancarias que operan en la Argentina, todas vinculadas al HSBC", dijo Echegaray.
El titular de la AFIP señaló además, que el presidente de la filial argentina de la entidad, Gabriel Martino, tiene también una cuenta no declarada en ese país.
Echegaray realizó el anuncio en una conferencia de prensa en la que aseguró que "el HSBC de Argentina tiene una cuenta oculta en Suiza y, además, el presidente del banco posee una cuenta no declarada en el HSBC de Ginebra".
cuentas evasión suiza.jpg
El titular de la AFIP destacó que la información, que involucra a cuentas de 4040 ciudadanos argentinos, se logró "a partir del acuerdo con el gobierno de Francia".
A su vez, detalló que algunas de las cuentas de argentinos existentes en Suiza a través del banco HSBC fueron concretadas a través de pasaportes de doble nacionalidad "para crear una pantalla más".
Estas operaciones "se facilitaban a través de una red de sociedades off shore que estaban estructuradas exclusivamente para poner un elemento más para que la administración fiscal no pudiera llegar", añadió.
"Accedimos a un paquete de información que pusimos en conocimiento del juzgado pertinente en el que figuran 4040 clientes del HSBC Suiza de nacionalidad argentina que eran los beneficiarios directos y además hubieron casos en que esos argentinos usaron pasaporte de doble nacionalidad para crear una pantalla más", apuntó Echegaray.
El funcionario explicó que la investigación que llevó a detectar maniobras de evasión a través del HSBC permitió obtener datos precisos de los 4.040 argentinos con cuentas en la entidad por las cuales se concretaban los ilícitos y que de ese total, hasta el momento no se pudieron localizar a 300.
Se comunicó también que se pudieron conocer números telefónicos, correos electrónicos, profesiones, tipo de vínculo con el banco, saldos y movimientos de las cuentas, apoderados, intermediarios, beneficiarios y hasta las sociedades utilizadas como pantalla, todas instaladas en territorios de la corona británica.
"Entre las maniobras detectadas hay una plataforma de evasión fiscal desarrollada por el HSBC de Argentina, Estados Unidos y Suiza que tienen CUIT gestionado en Argentina y están todos en el domicilio de la calle Florida 529 de la Capital Federal", aseveró el administrador fiscal.
Echegaray agregó al respecto que "hay abogados, contadores y economistas que dieron directa asistencia a los clientes y generaron estructuras complejas en función de evadir impuestos".
"Evasión tributaria es lo que tenemos hasta ahora porque los fondos no han sido aplicados a exteriorizar bienes, por lo que no se trata de lavado de dinero", aclaró.