Otro argentino en la UFC, por dentro: conocé todo sobre Kevin Medinilla

Deportes

Primero fue Santiago Ponzinibbio, luego llegó Guido Cannetti, también Nazareno Malegarie tendrá su oportunidad. Argentina viene pisando fuerte en el siempre difícil mundo de la UFC y ahora le llegó al turno a Kevin Medinilla, que representará al país en la nueva edición del reality The Ultimate Fighter, en su versión para Latinoamérica.

Este miércoles desde la medianoche comenzará a verse el reality en nuestro país (transmite Crónica TV) y minutouno.com pudo compartir una jornada de entrenamiento con el peleador de 23 años, que hasta se animó a un ping pong en el que contó sus gustos más personales.

kevin-medinilla.flv
Pero esta gran actualidad de Medinilla, que en The Ultimate Fighter buscará lograr el tan ansiado contrato con la UFC, no sería posible de no haber sido por la perseverancia que lo llevó a estar donde está hoy, incluso en aquellos momentos en los que pensó en largar todo y ponerse a estudiar.
"Me llamaron de UFC porque la vida me dio una señal de que tenía que hacer esto"
"Tuve una lesión en el hombro y me descubrieron un problema cervical. Pensé que no iba a poder volver a luchar. Económicamente no estaba muy bien, mi novia tiene 28 años, vive sola, yo tengo 23, no terminé la secundaria y nunca tuve trabajo fijo. Pensaba `cuando tenga 25 y esto no funcione más, ¿que voy a hacer?´", relata Medinilla.

Sin embargo, confió en su instinto y pudo superar ese momento: "Como dice un amigo, `vos tenes una estrella y la tenés que seguir´. Me llamaron de UFC porque la vida me dio una señal de que tenía que hacer esto".

El prestigioso American Top Team de Estados Unidos lo recibió para entrenarlo y brindarle todas las alternativas que en Argentina no se consiguen. Allí, conoció en profundidad a Ponzinibbio, el pionero de los argentinos en llegar a la UFC, con el que forjó una amistad que se mantiene hasta hoy.
Medinilla sobre Ponzinibio: "Lo veía pelear de chico, ahora hay una muy linda amistad"
"Lo veía pelear cuando era chico antes de que se vaya a Brasil. Uno está lejos y necesita un apoyo, uno extraña sus costumbres y hace bien tener una persona cercana. Nos fuimos llevando cada vez mas y hoy tenemos una muy linda amistad",
confesó.

La historia de Kevin Medinilla no conoce de imposibles, sí de esfuerzo y empeño para lograr sus objetivos, y eso se encarga de transmitirle a los más jóvenes que recién comienzan en las artes marciales.

"Si tienen un sueño, que lo sigan. A pesar de todas la adversidades que la vida da, son obstáculos para salir adelante. Que no piensen en el fin, sino que disfruten del camino, eso es lo más valioso", concluye Kevin, mientras sonríe y su novia lo mira desde un rincón. Después de todo, y pese a que sabe que está entrando en la organización más importante del mundo, sabe que ahí está su felicidad.



Temas

Dejá tu comentario