Dicen que generará mercado negro de semen

La legisladora expresó anoche que la polémica ley de matrimonio homosexual creará "un vacío legal". Y aseguró que hay lobby de sectores interesados en el turismo gay.

Por DyN
La senadora nacional Liliana Negre de Alonso aseguró anoche que la reforma del Código Civil para habilitar el matrimonio entre personas del mismo sexo va a generar vacíos legales que podrían abrir "la puerta al comercio ilegal de óvulos, espermas y de vientres". Además, sostuvo que la propuesta es impulsada "desde el puerto" de Buenos Aires donde se montó "un gran negocio" con ese sector de la sociedad.

"Hay un fuerte movimiento con la llegada de buques gay, se hacen restaurantes gay, hoteles gay, galerías gay, shopping gay. Hay todo un movimiento artístico muy fuerte económicamente que necesita si o si que salga esta ley para poder fortalecer esta posición", dijo la senadora ante el auditorio de la Universidad Católica de San Luis, donde disertó anoche.

Además, Negre aseguró que la temática del matrimonio homosexual "no es un tema que al país del interior le esté interesando", sino que la urgencia llega desde "el puerto" de Buenos Aires y el de Santa Fe. La senadora, presidenta de la comisión de Legislación General, consideró que la Ciudad de Buenos Aires busca erigirse como "la capital gay del mundo".

"Hay una ausencia de normativas para las personas que han elegido vivir de esa forma", admitió Negre, al tiempo que rescató que se "está avanzando una posición intermedia, que contemple esas voces y se regulen esas situaciones, sin redefinir el matrimonio heterosexual". Tras la disertación, Negre adhirió al  análisis de la jueza Graciela Medina al señalar que con esta iniciativa "estamos abriendo la puerta al comercio ilegal de óvulos, espermas y de vientres".

"Los siete u ocho países que tienen reconocido el matrimonio (gay), primero regularon el banco de óvulos, de espermas y el alquiler de vientres", resaltó Negre, senadora justicialista de San Luis, al tiempo que volvió a citar a la jueza Medina, integrante de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) y autora de la ley de unión civil de Buenos Aires.

"Luchamos mucho para que la mujer tuviera reconocido sus derechos y resulta que hoy, la madre, la esposa y la abuela han sido borrados de este proyecto y del Código Civil", expresó Negre, y señaló: "Hay un derecho el de las mujeres, que está siendo borrado en favor de las personas del mismo sexo".

Dejá tu comentario