Evaden impuestos la mitad de los restoranes de la Provincia

Economía

Entre los establecimientos evasores figuran John Bull de San Isidro y La Morocha de Mar del Plata.

Más del 50 por ciento de los restaurantes controlados por el fisco bonaerense durante la última semana estaba en infracción y evadía el pago de impuestos.

Tras fiscalizar 111 establecimientos, la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA) descubrió que había muchos negocios que subdeclaraban las ventas; no estaban inscriptos en Ingresos Brutos; no presentaban las Declaraciones Juradas; o tenían impago los impuestos.

Fuentes de ARBA indicaron a minutouno.com que, entre los restaurantes en infracción, figura John Bull, de San Isidro (Avenida Libertador 14.643), que "declaraba como venta de todo el mes, las operaciones que registraba en un solo turno".

También figuran los restaurantes La Morocha de Mar del Plata y Tacuarí de La Plata

En todos los casos fiscalizados, los propietarios de los establecimientos fueron intimados para que regularicen su situación de manera inmediata.

En la Provincia existen 30.040 restaurantes inscriptos en la actividad "servicios de expendio de comidas y bebidas", entre los cuales hay un alto nivel de informalidad.

A partir del cruce de los datos de las declaraciones juradas del Impuesto sobre los ingresos Brutos, de IVA o Monotributo, o de  información reportada por los distintos agentes de retención, percepción o información, ARBA comprobó que sólo el 7% de los establecimientos opera con tarjetas de crédito y débito, y que el 14% no está inscripto ante el fisco provincial.

En tanto, más de la mitad de los contribuyentes no presentó la última Declaración Jurada anual correspondiente al período 2011, o bien no registró pagos o declaró no tener ingresos durante el año pasado.

El director ejecutivo de Arba, Martín Di Bella, sostuvo que "profundizamos la fiscalización en el sector porque en la operatoria comercial de buena parte de los negocios prevalece la informalidad, con escasa bancarización y maniobras para subdeclarar ventas".

En ese sentido, afirmó que "es un despropósito que más del 90% de los dueños de los restaurantes no acepte que la gente pueda pagar con tarjetas".

Di Bella explicó que "a partir del cruce de datos y los controles realizados por nuestros inspectores detectamos un alto nivel de evasión en los locales gastronómicos. Queremos que estos empresarios regularicen su situación fiscal con la Provincia y ejerzan su actividad en el marco de la ley", afirmó.

En el operativo que se llevó a cabo en más de un centenar de restaurantes por toda la Provincia, se controló durante toda una noche el volumen de las ventas.

Además, se realizó un relevamiento de la capacidad instalada a partir de la información de cantidades de cubiertos disponibles, precios promedio por cubierto, niveles de ocupación verificados, días y turnos de actividad, cantidades de empleados, montos de alquileres, aspectos todos tenidos en cuenta para luego estimar el nivel de ventas acorde a la realidad de cada comercio.

Di Bella, agregó que "desde ARBA buscamos que los dueños de restaurantes tributen lo que les corresponde, porque quienes están en infracción generan un importante perjuicio al Estado y, a la vez, ejercen competencia desleal respecto de los contribuyentes que trabajan en la legalidad".

Temas

Dejá tu comentario