¿Cómo impacta la pesificación en el sector inmobiliario?

Economía

En el sector se atraviesan realidades distintas a raíz de la pesificación del mercado, algunos afirman que el escenario está difícil y los salarios no alcanzar a arañar los precios de las propiedades. Dicen que sigue la transición que comenzó el año pasado.

El sector inmobiliario atraviesa un momento de cambios signados por la pesificación del mercado derivada del cerrojo cambiario, que impactó en un negocio que estaba muy dolarizado.

La situación encuentra con distintas expectativas a los actores del mercado. Están aquellos que se dedican a la compra venta y que afirman que el escenario está "difícil y hay un parate", mientras que los responsables de desarrolladoras sostienen que es un momento de transición necesaria tras la pesificación del mercado.

Por su parte Carlos Molinari, Presidente de Real Estate Investments, quien se dedica a desarrollos inmobiliarios en fideicomisos, dijo a minutouno.com que "el 2012 fue un año de transición entre un mercado que se movía en forma organizada a un mercado pesificado. Hoy empezamos a desandar ese camino y el mercado se mueve mucho más organizadamente".

Además indicó que la gente está invirtiendo en fidei comisos al costo que garantizan al desarrollador una actualización de la v enta a través de los índices que se escogen y al vendedor la seguridad de que está comprando a un valor de mercado.

Por otra parte, consideró que "es posible que el mercado de la vivienda usada, que estaba absolutamente dolarizado, esté complicado en este momento. Cuesta activar las ventas y que los  vendedores se acostumbren al peso", dijo.

A su vez sostuvo que: "en términos de construcción y desarrollo, todos los días están apareciendo nuevos proyectos, es una industria que crece. Insisto en que tenemos que hacer el esfuerzo de tener una visión de mayoría y no individual del negocio: no porque algo me perjudique a mì le perjudicará al resto", sostuvo.

German Picasso, de Reporte Inmobiliario, dijo que "el producto usado está parado porque los propietarios se resisten a vender en pesos, aunque el que es a estrenar y se construye y se vende en pesos, está funcionando muy bien. La gran amenaza que tiene el sector de las desarrolladoras es la inflación, que se hace sentir en la construcción y en los precios. La gente muchas veces no llega con su sueldo a pagar la cuota. También el usado que sigue cotizando en dólares cayó".

Para Picasso, haciendo una retrospectiva "la situación no mejora, en Reporte le hicimos encuestas a usuarios que perciben que en realidad se sigue complicando, las cuotas se incrementan y son cada vez más altas. Creo que 2013 va a ser muy parecido al 2012, se va a seguir vendiendo pero poco. Es una cadena, los vendedores seguirán cautos porque se les va achicando el margen de potenciales compradores y los compradores a su vez, aguardarán, sostuvo.

Al respecto el director ejecutivo de la inmobiliaria Bullrich, José Azpiroz Costas expresó en declaraciones radiales que el sector se encuentra: "con un parate absoluto que determinó que unos 70.000 obreros de la construcción perdieran su puesto de trabajo como consecuencia del cepo cambiario".

Azpiroz también recalcó que el mercado está aún peor que durante la crisis del 2001, aunque "en aquel momento a la gente le iba mal pero vendía, ahora el mercado no se mueve, porque la gente todavía está atravesando una economía en la que le fue bien y no necesita vender. Se quedan como están para evitar problemas", reflexiono.

El especialista subrayó que "las empresas que construían eran casi todas argentinas (más del 90%) y no mandaban fondos al exterior. Pero se las castigó al pesificar".

María Victoria Déntice

Dejá tu comentario