Murió el abuelo de Wanda y Zaira Nara

Espectáculos

El hombre acababa de llegar a Italia para visitar a la fugaz vedette y falleció mientras dormía la siesta.

Wanda Nara cumplió su sueño de recibir en su casa de Milán a sus abuelos maternos, pero los avatares del destino hicieron que el caluroso saludo en el aeropuerto italiano se convirtiera en una despedida, ya que el abuelo de la modelo, apodado Cacho, murió a las pocas horas de llegar.

"Un angel sube al cielo !! Me duele el alma", anunció Nara a través de su cuenta en Twitter, donde horas antes también compartió la ansiedad de la llegada de sus abuelos a Italia por primera vez para visitarla a ella, al futbolista Maxi López y a los tres hijos de la pareja, Valentino, Constantino y Benedicto.

En enero de este año, los abuelos maternos de las modelos se convirtieron en noticia cuando una revista publicó que vivían casi en la pobreza. Pero el padre del clan, Andrés Nara, aseguró que sus suegros, Cacho y Rosa, ambos de 81 años, tenían lo necesario para vivir, incluida la atención de sus nietas.

"Hace poco Zaira estaba pensando en regalarles un 0 kilómetro y Wanda hace un mes quería mandarles los pasajes para que fueran a Catania porque los extrañaba", explicó el padre de las Nara.

"Hace meses planeamos este viaje a italia con mis abuelos... Hoy llegaron a Italia. Yo los fui a recibir. Ellos estaban felices de conocer a Benedicto", contó la rubia en Twitter. "Los trajimos del aeropuerto con Maxi, tomé mate con mis abuelos, almorzamos. Estaban felices, sobre todo mi abuelo", recordó.

"Era especial para él venir a Italia... Le dije que el viaje era cansador, me dijo que no, que era el día más feliz de su vida, que más no podía pedir", contó emocionada la modelo. Después de llegar a la casa familiar, los abuelos de Nara se acomodaron, comieron y el señor se retiró a descansar.

"Lo fui a acostar, le destapé la cama, le dije lo feliz que estaba de tenerlos en mi casa... Y lo tapé. Volví al living con mi abuela", relató. "Cuando pasaron las horas me pide mi abuela, que se encontraba en otro piso de la casa, que yo lo despertara", explicó Nara, que estaba sola cuando encontró muerto a su abuelo.

"Nunca se despertó de esta siesta. Mi abuelo se fue feliz. Yo me siento en paz. Tengo bronca, angustia y siento que lo quería aún un poco más, pero tomé el mate más feliz de mi vida y les preparé una pasta con pesto, ¡su plato favorito! Dios eligió que fuera acá y Dios manda", señaló Nara.

"Le pido a Dios que reciba a mi abuelo. Pocas personas tan honestas conocí en esta vida. Y ayudame a cuidar a mi abuela, que se quedó sin su compañero después de 56 años de matrimonio", pidió Nara, al tiempo que resaltó: "A veces cuestiono a Dios, hoy le dio la mejor muerte que alguien puede tener".

Mientras tanto, la menor de las Nara, Zaira, guardó silencio al menos en su cuenta de Twitter.

Dejá tu comentario