Dramático relato de una de las camareras agredidas en la parrilla: "Pensé que no abrazaba nunca más a mi hijo"

La batalla campal empezó por las demoras en el local de comidas y una de las camareras recibió un botellazo en la cabeza que le causó varias heridas en la cara.

Lo que tendría que haber sido un almuerzo al aire libre y en familia por el Día de la Madre, terminó de la peor manera en una parrilla de Ituzaingó.Varias de las familias que se encontraban en el predio del local ubicado en Presidente Perón al 10100 (colectora de Acceso Oeste mano a Luján), terminaron envueltas en una feroz batalla campal, frente a chicos y otros comensales y dos de las camareras resultaron heridas.

"Todo comenzó como una queja", relató Micaela, quien recibió un fuerte botellazo en la cabeza por uno de los cliente. La joven resultó con varias heridas en la cara y debió ser atendida en un hospital.

moza agredida

Micaela contó que una mujer se quejaba porque en el lugar había demoras e insiitiá en querer sentarse, pero su impaciencia la llevó a agredir a otra de sus compañeras. "La agrarró del brazo a Macarena la recepcionista. Ella le explicó que no se podía sentar, que no había mesas disponibles y que otras personas estaban antes que ella. Entonces la zamarreó", dijo.

"Había más de 150 personas, familias enteras esperando y la mujer no paraba de inisitir que se quería sentar", describió Micaela. La joven explicó que minutos después, le avosaron que le estaban pegando a Macarena. "Voy y había un tumulto de gente y veo que un hombre le pegó con una botella de plastico que tenía hielo adentro y amenazó con volverle a pegar y la saqué de ahí".

Pero cuando iban saliedo la situación se puso peor y fue entonces que alguien le pegó a Micaela en la cabeza con una botella de fernet que le explotó en la cara. Los vidrios le causaron múltiples heridas."Pensé que no abrazaba más a mi hijo. Estaba paralizada", dijo la joven en diálogo con C5N.

"Tengo un punTo de 3 milimitrios en la cabeza. El vidrio no entró en el ojo, sino lo perdía. Tuve mucha suerte, vino la hambulancia y me trasladaron al hospital de Moreno", aseguró.

Dejá tu comentario