Un perro de Biden mordió a una decena de empleados de la Casa Blanca

Hay registros oficiales obtenidos bajo la Ley de Libertad de Información en el que se detallan los incidentes ocurridos entre los oficiales y Commander, el ovejero alemán de la familia presidencial.

Commander, el perro de atacó a por lo menos 10 empleados de la Casa Blanca, según documentos revelados hoy, y la vocera presidencial, Karine Jean-Pierre, admitió que la familia del mandatario “intenta encontrar soluciones” al respecto.

781682421_234953152_1706x960.webp

“Creo que es solo cuestión de tiempo hasta que un agente u oficial sea atacado o mordido”, escribió un empleado de ese cuerpo de seguridad en un mensaje de correo electrónico citado en los documentos.

Consultada sobre el asunto en la conferencia de prensa de este martes, Jean-Pierre respondió que la familia Biden “intenta encontrar soluciones”, entre las que podría estar la designación de una zona para que “Commander pueda correr y hacer ejercicio”.

Tiempo atrás, un vocero de la primera dama, Jill Biden, dijo a la televisora CNN que la Casa Blanca es “un lugar único y a menudo estresante para las mascotas” y que la familia del presidente estaba intentado establecer un nuevo protocolo al respecto, según la agencia de noticias AFP.

Cuando Biden inició su gobierno, en enero de 2021, él y su esposa se mudaron a la Casa Blanca con dos pastores alemanes, Champ y Major.

El primero murió y el segundo fue enviado ese mismo año a Delaware, a casa de unos amigos de la pareja, para que viviera “en un entorno más tranquilo” después de haber mordido al menos a un empleado de la Casa Blanca.

16171419711936 (1).jpg

Los Biden tienen también un gato, llamado Willow, del que no se reportaron ataques a seres humanos.

Dejá tu comentario