La Justicia rechazó sobreseer a Grassi y confirmó el juicio oral

NA
Por NA

  • También desestimó el pedido de la defensa del sacerdote de suspender la elevación a juicio oral y público la causa.
  • Grassi está sospechado de haber abusado sexualmente de chicos hospedados en la Fundación Felices los Niños, que él dirigía.

La jueza de garantías de Morón Mónica López Osornio desestimó un pedido de sobreseimiento presentado por la defensa del sacerdote Julio César Grassi en el marco de la causa en que se encuentra imputado por presunto abuso de menores.

Además, voceros judiciales indicaron que en la misma resolución, la jueza rechazó un pedido de suspensión de elevación a juicio oral y público de la causa.

El caso se inició a partir de la denuncia presentada por un joven conocido como Luis, quien estuvo alojado en la "Fundación Felices los Niños" entre los años 1998 y 2003 cuando aún era dirigida por el padre Grassi.

Según la denuncia de Luís, el sacerdote habría abusado de él en al menos 11 oportunidades durante el transcurso del 2002, cuando habitaba junto a otros chicos en la Fundación.

El fiscal Javier Rappazzo ya había pedido que la causa sea elevada a juicio, pero luego se suspendió hasta tanto se resuelva la apelación interpuesta por la defensa del sacerdote.

En ese sentido, la defensa de Grassi había cuestionado el dictamen del fiscal por basarse en una "única fuente, la condicionada y mendaz versión" del denunciante.

La causa se suma a la iniciada por otros dos jóvenes que se alojaban en la fundación de Grassi, conocidos como "Ezequiel" y "Gabriel", la que también está en proceso de elevación a juicio.

Por otro lado, la defensa del padre Grassi ya apeló esta resolución ante la Cámara Federal de Apelaciones en lo Penal de Morón.

Fuentes judiciales dijeron que por conexidad es probable que se unifiquen las causas, y en caso de elevarse a juicio Grassi sea juzgado por la totalidad de los hechos en un solo proceso.

Mientras tanto, el padre Grassi permanece ajeno al manejo de la Fundación, y sólo puede concurrir allí acompañado de otras personas por orden de la Justicia.

Dejá tu comentario