Erotizando el preservativo

Una serie de tips para hacer más "divertido" el uso del preservativo.

Es muy común escuchar frases como "el preservativo me quita sensaciones", "corta el clima", etc. Esto refleja la relación todavía conflictiva entre el preservativo y el placer, lo que genera una resistencia para su utilización efectiva (en todas las relaciones sexuales y desde el comienzo de la penetración vaginal o anal). En el consultorio sexológico los pacientes preocupados porque pierden la erección al colocarse el preservativo son muchos, y se encuentran ante un dilema: no tener relaciones sexuales o tenerlas sin protección.

Pero un estudio realizado por la Universidad de Indiana (Estados Unidos), sostiene que el uso del preservativo no interfiere en la calidad de las relaciones sexuales ni en la satisfacción. La investigación, publicada en la revista científica 'The Journal of Sexual Medicine', demostró que las personas califican sus relaciones sexuales como "altamente excitantes y satisfactorias", al utilizar preservativos y lubricantes.

¿Qué posibilidades tenemos para resolver este dilema? Erotizarlo, sí. Que el acto de colocarlo no implique un corte del acto sexual, un antes y un después, sino una continuidad, en la cual incluso tenga un papel erotizante. Aquí cada persona y cada pareja puede desplegar su creatividad sexual, y poner en marcha diferentes maneras de integrar al preservativo y al placer. De todas formas, puedo darte algunas ideas:

Lo puede colocar la mujer con la mano o con su boca. Para eso son muy buenos los que vienen saborizados, ya que el sabor del látex es muy desagradable. Ella puede besar todo el cuerpo de él, y en el momento menos pensado toma el preservativo, lo coloca entre sus labios y...

Otra manera es que lo coloquen juntos, mientras ella le besa o acaricia los testículos o cualquier parte del cuerpo, él se lo va colocando con la mano, o también pueden colocarlo los dos juntos (por ejemplo uno sostiene la punta y el otro lo desenrolla).

Es interesante incorporar el preservativo al juego de miradas, movimientos, frases, en fin, que dentro del repertorio del diálogo sensual de los cuerpo lo podamos incluir. Vienen muy bien al respecto los preservativos con colores, formas, texturas, etc., ya que de por sí ayudan a alimentar esta idea de ligar el placer y la diversión al sexo con preservativo.

Estas son algunas ideas como para comenzar, y les dejo a ustedes que sigan escribiendo el guión de la película. Solo recuerden que el preservativo salva vidas, por ser un método "de barrera", es el único que protege contra enfermedades de transmisión sexual (ETS) al impedir el contacto entre las mucosas sexuales, evita embarazos no deseados, su efectividad ronda el 95%, no necesita prescripción médica  y es económico. Es nuestro amigo, y podemos utilizarlo para enriquecer la experiencia sexual, además de cuidarnos.

Lic. Diana M. Resnicoff.
Psicóloga clínica. Sexóloga clínica.
TE: (54-11)4831-2910
E-mail: dresni@gmail.com
Página Web: www.e-sexualidad.com


Temas

Dejá tu comentario