-

Cobarde agresión a un hincha de Independiente en Brasil: "Me rompieron la nariz, el ojo, el pómulo"

Por: Pablo Rodríguez Denis
13 de diciembre de 2017

Luciano Loricchio es uno de los miles de fanáticos de Independiente que viajaron a Río de Janeiro persiguiendo un sueño: volver a ver a su equipo levantar una Copa internacional nada menos que en el Maracaná y frente al Flamengo.

Sin embargo, lo que comenzó como una inolvidable aventura tomó un tinte inesperado y violento gracias al accionar de un grupo de hinchas del club carioca que, literalmente, lo molió a golpes y le robó su camiseta ante la pasividad policial.

"Llegué con 3 amigos el domingo a la noche. El lunes y el martes por la tarde se vivieron buenos momentos. La gente cantaba en la playa y nos cruzábamos con hinchas del Flamengo, se daban las típicas cargadas pero nada serio, nada fuera de lo normal", comienza el relato este hincha a minutouno.com.

"Anoche estábamos en el puesto 4 de Copacabana unos 150, 200 hinchas que estábamos cantando. En un momento se cruzaron unos 10 hinchas de Flamengo en la vereda de enfrente, con fuegos de artificio. Los hinchas de Independiente respondieron con cantos y en un momento ellos cruzan la calle y se empiezan a revolear todo tipo de objetos. Ellos se van corriendo y yo decido salir de ese lugar para volver al hotel con un grupo de 15 personas", prosigue el relato.

Sin embargo, ni Luciano ni sus acompañantes se esperaban lo que se les venía. Su hotel estaba a cuatro cuadras del lugar. Cuatro cuadras que no pudieron terminar de hacer porque les sucedió lo peor.

Embed

"En un momento escuchamos una frenada fuerte, un auto que se sube a la vereda adelante nuestro y del que bajan cinco hombres, todos con camisetas del Flamengo. Mis amigos se dan vuelta y empiezan a correr, yo intenté salir corriendo, pero estaba rodeado de tipos que me pedían la camiseta. Calculo que eran entre 15 o 20. Me golpearon por todos lados hasta sacármela y también me robaron todo lo que tenía en el bolsillo. Me rompieron la nariz, el ojo, el pómulo", relata con crudeza.

Consultado sobre el accionar de la policía, Loricchio define que en ningún momento intervino la fuerza policial, sólo una vez que pudieron liberarse. Al ver el estado de Luciano, una moto los "acompañó" hasta el hotel.

Embed

Además de su terrible experiencia, el hincha afirma que varios hinchas sufrieron situaciones similares bajo el mismo sistema. Un auto que frena de golpe, se sube a la vereda y del que bajan varios hinchas a robar y golpear.

Como si hiciera falta, y mientras se recupera de semejante golpiza, Luciano intenta aclarar: "Yo no soy ningún barrabrava ni mucho menos".


Temas