Rambo, el perro que sobrevivió al Volcán de Fuego pero se quedó huérfano

06 de junio de 2018

En una prueba irrefutable de fidelidad, el animal guió a los rescatistas hasta la casa donde vivía.

El perro Rambo le hizo honor a su nombre no sólo porque sobrevivió los embates del Volcán de Fuego -que ya causó 72 muertes en Guatemala- sino también porque se quedó junto a los cuerpos de sus dueños hasta que llegaron los rescatistas.

rambo 1.jpg
Rambo se quedó junto a los restos de sus dueños a pesar del peligro
Rambo se quedó junto a los restos de sus dueños a pesar del peligro

En una prueba irrefutable de fidelidad canina, Rambo, un perro de raza mixta, guió a los rescatistas hasta los restos de cuatro personas que estaban una casa de la localidad de El Rodeo, en el centro de Guatemala, informó el sitio El Comercio.

Embed

Según una publicación de Facebook, eran ocho las personas que estaban adentro de la casa.

"Puede ser que este perro ya no tenga familia", expresó al respecto Sergio Vázquez, uno de los bomberos voluntarios que participaron del operativo.

Embed

La erupción del Volcán de Fuego ya provocó 72 muertes y afectó a 1,7 millones de personas, en lo que fue su erupción más violenta en 40 años. Un río de agua, barro y escombros descendió por su ladera y arrasó y quemó miles de viviendas.

Los bomberos no pudieron explicar cómo hizo Rambo para sobrevivir a la catástrofe.

rambo 2.jpg
Rambo, un ejemplo de fidelidad
Rambo, un ejemplo de fidelidad

Temas