-

-

-

La policía de Bolivia reprimió las protestas contra el golpe y mató a otras dos personas

14 de noviembre de 2019

Ya son 10 las personas asesinadas a manos de las fuerzas de seguridad en el marco de las masivas movilizaciones a favor del depuesto presidente Evo Morales.

Otras dos personas murieron asesinadas a manos de la Policía y otras dos resultaron heridas en el marco de la represión a las movilizaciones en apoyo al depuesto presidente de Bolivia, Evo Morales. De esta manera ya son 10 las víctimas fatales desde el golpe de Estado consumado el domingo pasado.

Ocho de ellos murieron por causa de las heridas sufridas por armas de fuego informó el Director del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), Andrés Flores.

Uno de los muertos registrados este jueves es un joven de 20 años que recibió un impacto de bala en el rostro en Yapacani, en el departamento de Santa Cruz de la Sierra, donde los seguidores del mandatario saliente habían ocupado el municipio. En ese mismo lugar se reportó además un herido.

En esa región de Santa Cruz intervinieron al menos 400 uniformados de la Policía y militares de las Fuerzas Armadas, que lanzaron gases lacrimógenos para intentar dispersar a los manifestantes. El otro muerto se registró en Montero, también en Santa Cruz, y en otra escena de represión de la policía. "Tenemos una víctima por arma de fuego. La víctima tiene una herida de cuatro milímetros. Por las radiografías vemos que el proyectil atravesó el corazón y luego se alojó en el costado izquierdo", informó un reporte de la Clínica San Miguel de Montero, difundido por radio Erbol.

El segundo herido se registró en la plaza Murillo, ubicada frente al Parlamento, donde se encontraba la autoproclamada presidenta Jeanine Añez.

Las manifestaciones en las calles de la La Paz piden la renuncia de la autoproclamada presidenta Añez.

Militantes del Movimiento al Socialismo (MAS), "ponchos rojo" de la ciudad de El Alto y ciudadanos comunes se reunieron en la Plaza Murillo, ubicado frente al Parlamento, mientras en el palacio presidencial juraba la nueva cúpula militar.

Añez se autoproclamó presidenta de Bolivia después del vacío institucional que se registró en el país luego de las renuncias del presidente Morales, su vice, Alvaro García Linera, y la de los presidentes del Senado y de Diputados, Andrea Salvatierra y Víctor Borda, respectivamente.

Temas