20 de marzo de 2020

Tras el decreto del aislamiento, el Gobierno dispuso varias medidas para fortalecer la situación de las empresas de salud ante los efectos del coronavirus.

El Gobierno nacional decretó una serie de medidas orientadas al sector de la salud que contemplan la reducción de las cargas previsionales e impositivas a fin de aliviar el impacto que las medidas para combatir la pandemia de coronavirus COVID-19 tienen en ese sector de la economía.

"El objetivo es proteger al sistema y garantizar el acceso de toda la población a las prestaciones médicas", explicó el Ministerio de Economía mediante un comunicado oficial de prensa en medio de los controles por el coronavirus COVID-19. La medida fue dispuesta en el decreto 300/2020 publicado este viernes en el Boletín Oficial y se propone apoyar y facilitar la operación de los prestadores en el marco de la emergencia que atraviesa el sistema sanitario.

Según lo dispuesto, se otorgará por 90 días un tratamiento preferencial a empleadores de las actividades relacionadas con la salud que incluye "reducir al máximo las contribuciones patronales en establecimientos e instituciones respecto de los profesionales, técnicos, auxiliares y ayudantes que presten servicios en el sector" en medio de la pandemia por el coronavirus COVID-19.

En medio de las restricciones en Argentina contra la pandemia de coronavirus, también se reducen las alícuotas del impuesto sobre los créditos y débitos bancarios, de modo de asimilar a todo el sistema de salud al tratamiento vigente para obras sociales.

El decreto lleva la firma del Presidente Alberto Fernández; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y los ministros de Economía, Martín Guzmán, y de Trabajo, Claudio Moroni.

Temas