-

-

Un zoo planea matar animales propios para alimentar a otros

16 de abril de 2020

Ocurre en un zoológico de Alemania, cuya dueña asegura que, tras explotar durante años a los animales, los matará porque no tiene ingresos por la cuarentena.

El desastre ecológico realizado por el ser humano sigue cobrándose vidas, y ahora son los animales encerrados en un zoológico de Alemania los que terminarán muertos por la codicia humana. Aduce que no tiene ingresos por la cuarentena debido a la pandemia de coronavirus.

Acorralada (ahora ella, pero en su libertad económica) la dueña de este lugar asegura que por la cuarentena ya no tiene ingresos para alimentar a sus esclavos animales y que por eso ya "enumeraron a los animales" que "tendrán" que sacrificar primero". Se trata de Verena Kaspari del zoológico de Neumünster a sitio Die Welt de Alemania. Con esos cadáveres luego se alimentarán los restantes.

Como si eso fuera poco, la portavoz Philine Hachmeister se lamentó que los gemelos panda "adorablemente dulces" no puedan ser vistos por nadie. "Constantemente estamos pensando 'los visitantes deberían estar viéndolos en vivo'. No queremos que los pequeños pandas crezcan para cuando finalmente volvamos a abrir", aseguró en la BBC, con una mirada explotadora que no cesa ni en cuarentena.

El argumento para encerrarlos es económico, y para matarlos también. "Las focas y los pingüinos necesitan grandes cantidades de pescado fresco diariamente. Si se trata de eso, tendré que eutanasiar a los animales, en lugar de dejarlos morir de hambre. En el peor de los casos, tendríamos que alimentar a algunos animales con otros", comentó la directora. En verdad, lo que estarían haciendo es un sacrificio de un ser vivo y no una eutanasia, ya que el sacrificio es la matanza porque sí y la eutanasia es la matanza para evitar el dolor en un caso irreversible.

El jefe de la Asociación Nacional de Zoológicos de Alemania, Jörg Junhold, dijo que el bloqueo le estaba costando a un zoológico alemán típico alrededor de € 500,000 por semana en pérdida de facturación.

Mucha dinero, claro, pero no tan importante como el costo que pagan los animales: una vida entera de cuarentena y la muerte cuando su encierro ya no es útil.

Verena Kaspari
Verena Kaspari, directora del zoológico de Neumünster, Alemania: planea matar animales para alimentar a otros

Verena Kaspari, directora del zoológico de Neumünster, Alemania: planea matar animales para alimentar a otros

Nada nuevo para los zoos

La noticia impacta pero no es nueva. El portavoz de PETA, Yvonne Würz, dijo al medio alemán DW que la "gestión de poblaciones"

no es "nada nuevo para los zoológicos".

"Los zoológicos se financian y viven de pequeños animales bebés. Cuando no hay suficiente espacio para los animales, a menudo se los mata para que otros los coman", dijo Würz.

Además reveló que en algunos zoológicos, como el de Nuremberg, son transparentes sobre la cantidad de animales que matan cada año. Desde 2013 a 2015, mataron allí hasta 60 animales por año, afirma el sitio web de PETA.

"Los bebés de los zoológicos complacen a la multitud, pero los programas de reproducción, bajo el pretexto de la preservación de especies, inevitablemente resultan en un excedente de animales adultos menos "lindos". Los zoológicos habitualmente intercambian, prestan, venden o intercambian animales adultos que ya no quieren", sostienen.

En Argentina aún quedan zoológicos, entre ellos, el de Luján, denunciado por la Defensoría del Pueblo bonaerense por maltrato animal, entre otras iregularidades. El zoológico de la ciudad de Buenos Aires fue convertido en un Ecoparque y la próxima liberación será la de la elefanta Mara. Mendoza sigue el mismo camino.

Temas