-

-

Estados Unidos: descartan un pico de Covid-19 por protestas

24 de junio de 2020

Miles de personas marcharon en las calles a raíz del asesinato de George Floyd y las autoridades temían que aumentaran los casos de Covid-19 en Estados Unidos.

Un estudio realizado por la organización no gubernamental Oficina de Investigación Económica de Cambridge demostró que las protestas anti racismo a raíz del asesinato de George Floyd no provocaron un aumento de casos de Covid-19 en los Estados Unidos.

En el informe "Black Lives Matter, distancia social y Covid-19" los colaboradores de la ONG analizaron el impacto de las aglomeraciones de gente en las calles de 315 de las ciudades más grandes de Estados Unidos y descartaron que las protestas sociales en contra del racismo y la brutalidad policial hayan propiciado un foco de contagio masivo de Covid-19 en el ya golpeado país.

De acuerdo a los autores del estudio, casi todos los manifestantes usaron tapabocas e intentaron mantener la distancia social preventiva, a menos de que tuvieran que defenderse del accionar de la policía.

En muchos casos los participantes evitaron algomeraciones innecesarias y choques con la policía o grupos supremacistas blancos gracias la información obtenida por medio de aplicaciones con GPS y las redes sociales.

Como conclusión, los casos de Covid-19 no aumentaron fuera de lo esperado en el mes que pasó desde el asesinato de George Floyd, un hombre negro que murió asfixiado en la calle por la policía de Minneapolis el 25 de mayo pasado.

Lo que sí se vio reflejado en el estudio de la Oficina de Investigación Económica de Cambridge fue que la sociedad reaccionó a las protestas y ante los primeros incidentes la gente empezó a quedarse más en su casa. Además, el ciudades como Minneapolis, Nueva York o Los Ángeles se estableció un toque de queda para evitar incidentes durante la noche y esto también influyó, aunque no de manera sustancial.

En vez, el instinto de autopreservación necesario para esquivar una manifestación que podía volverse violenta hizo que el público general cumpliera con el aislamiento social recomendado para evitar la propagación del Covid-19.

De hecho, en las ciudades con mayor durabilidad de las manifestaciones el segmento de la sociedad no participante llevó adelante mayores medidas de distanciamiento, desde el encierro o la búscqueda de caminos alternativos para evitar las aglomeraciones.

Mientras tanto, en las ciudades donde no hubo manifestaciones o fueron escasas o no persistieron en el tiempo, el fragmento social que no participó relajó las medidas de prevención.