31 de enero de 2021

La orden, que entra en vigencia el lunes, requiere que las personas usen tapabocas mientras viajan en transporte público, incluidos aviones, trenes, colectivos, barcos, subtes, taxis y viajes compartidos.

El Departamento de Seguridad de Estados Unidos anunció este domingo que los trabajadores de la Administración de Seguridad del Transporte tendrán desde este lunes la autoridad para hacer cumplir el decreto del presidente Joe Biden que establece el uso obligatorio de tapabocas en el sistema de transporte público y comercial para disminuir la propagación del coronavirus.

La resolución que firmó el secretario interino David Pekoske establece que la Administración de Seguridad de Transporte (TSA, en inglés) puede "tomar acciones consistentes con las autoridades" de su jurisdicción federal para hacer cumplir el decreto respaldado por la red estatal de Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

"Esto incluye apoyar a los CDC en el cumplimiento de cualquier orden u otros requisitos necesarios para proteger el sistema de transporte, incluidos los pasajeros y los empleados, del Covid-19 y para mitigar la propagación del Covid-19 a través del sistema de transporte, en la medida apropiada y de acuerdo con la ley aplicable ", escribió Pekoske, según la cadena CNN.

La orden, emitida la semana pasada y que entra en vigencia el lunes a las 11.59, requiere que las personas usen tapabocas mientras viajan en transporte público, incluidos aviones, trenes, colectivos, barcos, subtes, taxis y viajes compartidos, así como dentro de aeropuertos y otros centros de transporte.

Biden, poco después de asumir el cargo a principios de este mes, firmó un decreto que obligaba a los viajeros interestatales a usar una máscara, y en su primer día en el cargo, desafió a los estadounidenses a usarla durante 100 días para reducir la propagación del coronavirus. Si bien las mascarillas ya se requieren en los transportes de casi todos los estados, las autoridades federales normalmente no pueden influir en las determinaciones de las autoridades locales sobre el régimen del uso de tapabocas.