Perpetua y cárcel común para los represores Smart y Etchecolatz

Política

Jaime Lamont Smart es el primer civil en ser condenado por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura. El TOF N°1 enmarcó los delitos dentro de la figura de genocidio.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°1 de La Plata condenó a Miguel Etchecolatz, Jaime Lamont Smart y a otros 13 represores a prisión perpetua a cumplirse en cárcel común por delitos de lesa humanidad cometidos en el denominado Circuito Camps.

Jaime Lamont Smart es el primer civil en ser condenado por delitos imprescriptibles. Smart se desempeñó como ministro de gobierno de la provincia de Buenos Aires durante la última dictadura cívico militar y estaba acusado como coautor material por la privación ilegal de libertad y tormentos contras 61 víctimas y como coautor de homicidio agravado por ensañamiento y alevosía en un caso.

El Circuito Camps estaba compuesto por una red de seis centros clandestinos de detención que funcionó durante la dictadura bajo el control de la Policía Bonaerense a cuya cabeza se encontraba el ya fallecido represor Ramón Camps.

En la causa también están imputados el militar y ex sub jefe de la Policía Bonaerense, Rodolfo Aníbal Campos, el jefe de investigaciones de la Bonaerense Miguel Etchecolatz y sus 20 subalternos, entre quienes se encuentra Norberto Cozzani, el torturador de Lidia Papaleo, viuda de David Graiver, y el médico policial responsable por numerosas apropiaciones de bebés, Antonio Bergés.

Ante el TOF N°1 de La Plata, integrado por los jueces Carlos Rozanski, Roberto Falcone y Mario Portela, aportaron a lo largo de 89 audiencias su testimonio más de 400 testigos. Los querellantes y la fiscalía reclamaron al tribunal penas de prisión perpetua y de 25 años de prisión para los acusados, y el cumplimiento de las penas en cárceles del Servicio Penitenciario Federal.

Entre los acusados estaba también el ex gobernador  bonaerense durante la dictadura, Ibérico Saint Jean, que murió en la impunidad a los 90 años de edad el pasado 6 de octubre. Saint Jean había asegurado en 1977 durante una cena con oficiales del Ejército: “Primero mataremos a todos los subversivos, luego mataremos a sus colaboradores, después a sus simpatizantes, enseguida a aquellos que permanecen indiferentes y, finalmente, mataremos a los tímidos”.

Dejá tu comentario