"Cualquiera que no paga le ejecutan la casa, y a la Rural no"

Política

El ministro de Justicia, Julio Alak, calificó de "arbitraria" la decisión de la Cámara Civil y Comercial de suspender el decreto oficial por el cual el predio de La Rural volvía al Estado.

El ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Julio Alak, aseguró que la medida cautelar dictada por la Cámara Civil y Comercial Federal en favor de la Sociedad Rural Argentina "convalida una situación irregular" ya que "no toma en cuenta los muy graves motivos que el Estado valoró para revocar la venta del predio".

En este sentido, el funcionario consideró que se trata de "otro caso de fórum shopping, ya que al tratarse de la impugnación de un decreto presidencial debe entender el fuero contencioso administrativo".

Asimismo, recordó que "además de la tasación del terreno a un precio vil, la Sociedad Rural ni siquiera pagó la totalidad del dinero de la venta", y fustigó a la Cámara Civil y Comercial que "convalida una situación irregular, porque a cualquier hijo de vecino que no paga las cuotas lo ejecutan, le sacan la casa, el auto o lo que fuere, y a la Sociedad Rural no".


Alak afirmó que "otra vez un sector corporativo ha elegido el mismo fuero Civil y Comercial que dicta cautelares eternas, para impugnar un acto legítimo del Estado".

Siguiendo esta línea, sostuvo que "esta nueva cautelar es una decisión arbitraria que no toma en cuenta los muy graves motivos que el Estado valoró para revocar la venta del predio, en especial el procesamiento de los entonces funcionarios del Ministerio de Economía y los directivos de La Rural ".

El pasado 20 de diciembre, el Gobierno nacional decretó nula la venta del predio ferial de Palermo efectuada en 1991, basándose entre otros elementos en que el Juez Federal Sergio Torres había declarado que la compraventa de este predio a precio vil fue "un hecho delictivo".

"La nulidad dispuesta por el Estado se sustenta porque están gravemente viciados los elementos de causa, objeto, finalidad y motivación de la venta de 1991", recordó Alak y sostuvo que "el predio de Palermo se había tasado a un valor que no era el real, y enmascaraba una finalidad de liberalidad, por lo que no se correspondía el precio con el que se acordó para la venta".

Antes, el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, había asegurado que la Cámara Civil y Comercial "siempre está atenta a los intereses de las corporaciones y nunca del pueblo".

Temas

Dejá tu comentario