Con el regreso de Wilkinson, Inglaterra se recuperó frente a Samoa

En un partido marcado por el regreso del apertura Jonny Wilkinson, Inglaterra se impuso por 44 a 22 ante Samoa, en el  encuentro correspondiente a la Zona A que se disputa en el estadio La Beaujoire de Nantes.

Inglaterra necesitaba levantar su imagen luego de la derrota de la semana pasada frente a Sudáfrica por 36-0. Por eso salió a buscar el ingoal desde la primera jugada y a los 2 minutos llegó el try de Martin Corry.

La marca registrada de 'Wilko' llegó a los 6 minutos cuando anotó un drop que puso a su equipo 10-0. Luego se produjo un intercambio de patadas a los palos que a los 15 minutos dejaban el marcador 13-6 con Samoa en desventaja, pero con mucha actitud para el ataque.

Más puntería
 
Todas las expectativas del mundo del rugby sobre el astro de Inglaterra quedaron satisfechas. Jonny Wilkinson sumó otra vez con el pie y estiró a 16-6 la cuenta. En otra genialidad, con una patada estratégica lo puso al wing Paul Sackey a un paso del ingoal y apoyó el segundo try que le dio el liderazgo a Inglaterra 23-6.

Samoa sumó esfuerzos y miró siempre adelante. El partido se tornó abierto y con mucho volumen de juego. El premio a ello fueron dos penales que le permitieron a los del Pacífico cerrar la brecha a 23-12, resultado que cerró el primer tiempo.
Potencia y tackle

Los tackles de Brian Lima, la potencia de Tuilagi y Sititi, y la efectividad del fullback Loki Crichton hicieron que el segundo tiempo fuese más parejo. Así llegó el try de Junior Polu que fue la clara advertencia de que Samoa estaba con ganas de dar la sorpresa y se acercaba a 26-22.

En el minuto 57 Wilkinson erró un penal que podría haberle dado tranquilidad a Inglaterra. A partir de ese momento Samoa tomó más fuerza en el ataque y se adueñó de la posesión territorial y de la pelota.

Pasaron más de 12 minutos preocupantes para Inglaterra hasta que un nuevo drop de Wilkinson y otro penal pusieron los pusieron de nuevo con la cabeza en los cuartos de final. La reacción final fue buena: Martin Corry apoyó su segundo try del partido, y en el minuto final el wing Paul Sackey también hizo su doblete para llevarse el bonus.

El 44-22 que cerró la tarde de Nantes ratificó que Inglaterra con el pie y la claridad de Wilkinson (que anotó 24 puntos), puede aspirar a levantarse y dejar atrás la imagen descolorida de los últimos partidos. 


 


 


Fuente: Rugbyworldcup

Dejá tu comentario