Los All Blacks siguen ganando y meten miedo


  • Nueva Zelanda venció a Rumania por 85-8 en el último partido de ambos por la Zona C de la IRB Copa Mundial de Rugby, que se disputa en el Estadio Municipal de Toulouse.


Los All Blacks llegaron al partido con la tranquilidad de estar ya clasificados y el único objetivo de terminar primeros en su zona, mientras que los rumanos ponían como meta no recibir una abultada derrota.

A juego abierto
Sólo 37 segundos tardó Nueva Zelanda en anotar el primer try, apoyado por Sitiveni Sivivatu, que demostró la determinación y el plan de juego que tuvo de cara al partido. Intentó siempre jugar la pelota y prácticamente no planteó rucks o mauls, los hombres de negro siempre encontraron un compañero en donde descargar o el apoyo necesario para llegar al ingoal.

Así, llegó la seguidilla de tries a los 9 minutos, Chris Masoe; a los 14, Joe Rokocoko; a los 17, Nick Evans; a los 23, Sivivatu, nuevamente, luego de un buen trabajo de los terceras líneas, Lauaki y Collins, siempre quebrando la línea y en apoyo y a los 36, de Mauger.

Pero a los 30 minutos, Rumania consiguió su premio. Tras un buen ataque de Los Robles, y de mantener la pelota en su poder con los forwards, fue el hooker, Marius Tincu, quien llegó al in goal.

Misma receta
No fue un partido brillante de Nueva Zelanda, pero fue una buena actuación y le alcanzó para llevarse una victoria que lo ubica al tope de las posiciones en su grupo. Rumania luchó estoicamente y sus forwards presentaron una dura oposición, pero no fue suficiente ya que el partido se disputó con mucha velocidad y siempre buscando los espacios.

El segundo tiempo no fue más que un reflejo del primero, con mucha posesión de los All Blacks y otra vez anotando un try tras otro. Tanto es así que ni siquiera buscaron el line para el relanzamiento de los penales si no que decidieron jugar todo lo que tuvieron. Asi llegaron siete tries más anotados por Isaia Toeava, Joe Rokocoko (en dos ocasiones), Andrew Hore, Conrad Smith, Doug Howlett y finalizando el partido Toeava nuevamente. Rumania sólo sumo a través de un penal de Florin Vlaicu.

Mirando a cuartos
Los rumanos hicieron todo lo posible durante el torneo para demostrar la dureza de su juego y lo lograron con buenas actuaciones ante Italia y Escocia y con la victoria ante Portugal. Además disfrutaron enfrentando a los All Blacks, algo no muy común en su historia ya que sólo se habían enfrentado en dos ocasiones.

Nueva Zelanda espera por su rival de cuartos de final que se definirá con los partidos de la Zona D que se disputarán el domingo 30 de septiembre. Por el momento, los hombres de negro deberán instalarse en Cardiff y aguarda lo que el destino le depare para el seis de octubre.

Dejá tu comentario