Marcelo Loffreda, el hombre detrás de los guerreros Pumas

Uno de los máximos responsables del gran momento que atraviesa la selección argentina de rugby es su entrenador Marcelo Loffreda, quien fue determinante en la gran evolución de Los Pumas gracias a su prolijo trabajo realizado desde que asumió hace ya siete años.

Vaya curiosidad que su primer día en funciones al frente del seleccionado haya sido el 1º de mayo del 2000, el Día del Trabajador; una clara señal de un hombre que en base a trabajo y responsabilidad cumpliría muy bien con su función al mando de tantos guerreros de la ovalada.

Más conocido como el “Tano”, este arquitecto y padre de cinco hijos, tuvo su etapa como jugador del SIC (San Isidro Club), donde logró el record de once campeonatos de la URBA habiendo empezado en primera división en 1977, con sólo 18 años.

Como jugador de Los Pumas se destacó siempre por su gran tackle y actitud dentro de la cancha, lo cual lo llevó a vestir la camiseta nacional en más de 90 oportunidades. Es el único  rugbier argentino que venció a los poderosos Springboks sudafricanos en dos oportunidades, en el año 1982 y luego en 1993.

Luego de su retiro en 1996, comenzó su carrera como entrenador del SIC, logrando los campeonatos de 1997 y 1999. Y desde el año sigueinte conduce al seleccionado nacional, habiendo sido nombrado durante el 2001 como el Mejor Entrenador del Mundo.

Ahora tanto trabajo y sacrificio está dando sus frutos en el Mundial de Francia, donde Los Pumas imponen respeto más que nunca y son una de las revelaciones.

Como técnico de la selección argentina, Loffreda tiene en su haber 65 test-matches, con un saldo de 41 victorias, 24 derrotas y ningún empate.

El “Tano” sólo tiene un Mundial bajo la dirección técnica, cuando en Australia 2003 Irlanda se tomó revancha del certame anterior y eliminó a la Argentina en la zona de grupos con lo justo por 16 a 15. Antes el seleccionado había caído ante Australia y superado a Namibia y Rumania, en una competencia que finalmente se la adjudicó Inglaterra tras ganarle al local por 20 a 17.

Ahora en este Mundial de Francia la Argentina fue la gran revelación y se metió por primera vez en las semifinales. Lamentablemete no pudo ante Sudáfrica y se quedó en las puertas de la gloria de la mano de un entrenador que de rugby entiende, y mucho.

Diego Fina

Dejá tu comentario