La UBA está sin luz, gas ni ascensores por el recorte de su presupuesto

Sociedad

Miles de estudiantes acuden a diario a la Universidad de Buenos Aires (UBA) a pesar del recorte presupuestario que representó un 80% menos de recursos.

La Universidad de Buenos Aires (UBA) funciona a partir de esta semana sin luz, gas ni ascensores debido al recorte de $7.000.000 en los fondos que son aportados por el Gobierno nacional. El rectorado de la casa de estudios informó sobre seis medidas por la emergencia presupuestaria.

A partir del 15 de abril comenzó la reducción del uso de ascensores, aires acondicionados y hasta iluminación eléctrica en el caso de las aulas que funcionan durante el turno mañana, informó el Consejo Superior de la UBA en su resolución 322/2024, que fue publicada en los sitios de cada Facultad.

La Resolución N° 322/2024 ejecutada el 10 de abril, se originó luego de una reducción del 26% en términos nominales y del 80% en términos reales del presupuesto asignado para la Universidad en este 2024.

Debido a esta situación, se decidió que tampoco habrá nuevas becas y ni actividades de extensión y se convocó a una marcha que se realizará en la Plaza de Mayo, el próximo martes 23 de abril, en contra del ajuste y de los recortes que permanentemente surgen por parte del gobierno de Javier Milei.

facultad derecho UBA (1).jpg

Cuáles son las medidas tomadas por el Rectorado de la UBA

  • Se establece la no utilización de los servicios de acondicionamiento de aire (frío – calor) en los edificios de la Universidad, con excepción de los hospitales universitarios para la atención de pacientes y del acondicionamiento necesario para el correcto funcionamiento de equipos y la infraestructura tecnológica.
  • Se dispone el apagado de la iluminación en aulas y oficinas iluminadas naturalmente y en espacios comunes de circulación durante el período diurno y hasta 30 minutos antes del comienzo de la actividad académica del día y 30 minutos posteriores a su finalización.
  • Se establece la utilización de los ascensores de la Universidad sólo para aquellas personas con movilidad reducida y casos de asistencia o emergencia.
  • Se establece la no utilización de los servicios de gas en las calderas en los edificios de la universidad, con excepción de los hospitales universitarios para la atención de pacientes y del acondicionamiento necesario para el correcto funcionamiento de equipos y la infraestructura tecnológica.
  • Las convocatorias realizadas para los programas de investigación, ciencia y técnica y extensión universitaria estarán supeditados a la efectiva disponibilidad de presupuesto para poder ser afrontadas.
  • Las acciones vinculadas por el Programa UBA en Acción estarán limitadas a las financiadas por organismos externos a la UBA y/o aportes privados.
Embed

Temas

Dejá tu comentario