Sueña con el campeonato: Tigre, un protagonista inesperado



  • La mayor sorpresa  del Torneo Apertura es la grata revelación del campeonato, Tigre, quien tiene serias chances de consagrarse pese a su humilde plantel.


La posibilidad de ser campeón es concreta. Tigre jugó desde su llegada a la máxima categoría como un equipo de Primera, y lo más importante es que sostuvo su nivel hasta el final, para demostrar que no es casualidad.

El entrenador Cagna tiene mucho que ver en este presente soñado. El ex jugador de Boca plasmó toda su experiencia como jugador en el plantel, y eso se notó en la cancha pese a tener un plantel sin figuras.

La mayoría de sus futbolistas  provienen del equipo que logró el ascenso, lo que hace aún más meritoria esta exitosa campaña. Casi no incorporó jugadores el actual escolta: sólo Sebastián Ereros, Néstor Ayala y Sebastián Rusculleda se sumaron a sus filas.


 


El “Matador” retornó a Primera A luego de 27 años, y su mejor antecedente hasta hoy fue aquel 6º puesto en 1955, con 30 puntos. Ahora son muchos los récords que tiene en su haber: se trata de la campaña con mejor promedio de puntos en su vida ya centenaria y de la mejor ubicación en un torneo corto de un equipo recién ascendido con 34 puntos (en campeonatos largos Rosario Central se consagró en la temporada 1986/87 en su llegada).

Otro acontecimiento notable fue ante River en Victoria, donde el 4-1 resultó la mayor goleada contra el más campeón del profesionalismo y una de los tres máximos éxitos contra un equipo grande (tras el 5-1 a Racing, en 1941, y el 4-0 a San Lorenzo en 1948). Además, hacía seis décadas que Tigre no vencía a River. El último triunfo había sido el 2/11/47 (3-2, goles de Giorgetti, Arcos y Amable López). Y antes, sólo había sucedido otras dos veces: 2-1 en 1933 y 4-2 en 1940.

Su triunfo contra Racing (3-2 por la 12ª fecha) también tuvo su lugar en la historia: Tigre había sumado frente a la "Academia" apenas un punto en los últimos 52 años y llevaba cinco derrotas sucesivas en el historial. El último festejo había sido el 8/12/1955, 2-1 en Avellaneda.

Las dos veces anteriores que Tigre había ascendido a la A, en 1967 y en 1979, había durado apenas un año. Ahora, este equipo que hace tres años jugaba en la Primera B, la tercera categoría del fútbol argentino, sueña con hacer historia y gritar campeón. Algo que, por más que sorprenda, se puede.

Dejá tu comentario