Tras nuevo llamado de los captores, amigos del estanciero juntan plata para pagar el rescate

NA
Por NA




  • Se produjo un nuevo llamado de los secuestradores.

Los amigos del productor agropecuario Francisco White, secuestrado en el partido bonaerense de General Villegas, juntaban dinero para pagar el rescate pedido por los captores, quienes esta mañana se comunicaron nuevamente con la familia de la víctima.


 


Allegados a la investigación confirmaron que los secuestradores volvieron a comunicarse con la familia de White y reiteraron su pedido de los 250 mil dólares de rescate.


 


Mientras tanto, efectivos de las policías Federal y de la provincia de Buenos Aires continuaban con las tareas de investigación para establecer el paradero del productor agropecuario.


 


El principal temor de familiares y amigos radica en que la víctima del secuestro extorsivo sufre problemas cardíacos, por lo que debe estar continuamente medicado.


 


Según comentaron sus allegados, el productor agropecuario sufrió hace cuatro meses un ataque cardíaco y tomaba una decena de medicamentos por día que, en estos momentos, no estaría recibiendo, lo que ha aumentado la preocupación de su entorno.


 


El secuestro se produjo entre las 0.00 y la 1.00 de la madrugada del viernes, cuando el productor estaba por llegar a su campo, en la localidad de Banderaló, en el extremo oeste de la provincia de Buenos Aires.


 


Los delincuentes lo interceptaron y se lo llevaron en su propia camioneta, marca Chevrolet, la cual -horas después- dejaron abandonada en la ciudad de Junín, a unos 200 kilómetros del lugar del secuestro.


 


En el momento del rapto, el productor agropecuario se aprestaba a ingresar con la camioneta a su campo, ubicado dentro del partido de Villegas.


 


Los investigadores dijeron que el productor detuvo la camioneta a metros de una tranquera y descendió de la misma, momento en el cual fue sorprendido por los delincuentes.


 


La víctima de secuestro no vive en ese campo, sino que lo hace junto a su familia en un domicilio de la Capital Federal, de acuerdo con lo señalado por los investigadores.


 


Según detallaron las fuentes, alrededor de las 6:00 de la mañana de ayer la esposa del productor recibió en su casa de esta capital un llamado en el cual su propio marido le decía que estaba cautivo y enseguida le pasó la comunicación con uno de sus captores.


 


En ese momento, le exigieron a la mujer un rescate de 250 mil dólares a cambio de liberarlo.

Dejá tu comentario