Es el único modelo de este tipo que está en poder de la presidencia. En él anduvieron, entre otros, el fallecido presidente venezolano Hugo Chávez y el director de cine Oliver Stone.
El pedido de Mauricio Macri de utilizar un auto descapotable para su asunción marca el retorno de una tradición olvidada. Durante los años kirchneristas, el recorrido del presidente entrante, desde el Congreso hasta la Casa Rosada, se realizó en vehículos con techo fijo.

El último que respetó la vieja costumbre fue Fernando de la Rúa que viajó en un Cadillac V8 OHV que le fue regalado por el fabricante a Juan Domingo Perón en 1952 y fue utilizado por primera vez durante la visita del hermano del presidente estadounidense Dwight Eisenhower. Es el único modelo de este tipo que está en poder de Presidencia.

De la Rua.jpg
También fue utilizado por Raúl Alfonsín para su asunción. Mucho más cerca en el tiempo, en 2006, lo manejó unos pocos metros el entonces presidente venezolano Hugo Chávez, en una visita a la quinta de Olivos. Su copiloto, en ese breve recorrido, fue el ministro de Infraestructura, Julio De Vido.

Chavez.jpg
No fue la única vez que se lo vio en la residencia presidencial. En su visita, en 2012, el director de cine Oliver Stone tuvo la oportunidad de fotografiarse con el emblemático modelo durante la charla que mantuvo con la, ahora, ex presidenta.