Un periodista asesinó a su pareja a puñaladas en su casa de la localidad bonaerense de Banfield en presencia de su hija y permanece internado en calidad de detenido en un hospital de Lomas de Zamora, ya que padece un avanzado tumor cerebral y habría intentado cortarse el cuello tras el crimen.
Los investigadores determinaron que además de la hija del sindicado agresor, una mujer de 30 años con retraso madurativo, el crimen fue presenciado por una vecina, que llegó a la casa alertada por ésta.

"Tenemos testigos presenciales de la secuencia del ataque, eso nos permite saber cómo ocurrieron los hechos", explicó un jefe policial.

El episodio se registró cerca de las 7 del jueves pasado en una casa situada en Manuel Baliña al 1100, de Banfield, partido de Lomas de Zamora, donde Claudia Servigno (62) fue asesinada a puñaladas. Por el hecho fue detenido su esposo, Antonio De Turris (67), un ex periodista del diario La Nación, quien padece un tumor cerebral e intentó matarse tras el ataque, dijeron voceros de la investigación.

Según las fuentes, por motivos que se investigan, se originó una discusión entre los integrantes de la pareja, en medio de la cual De Turris atacó con un cuchillo de cocina a su mujer, que murió tras recibir numerosas puñaladas por la espalda.

La hija del periodista, quien vivía con la pareja y padece un retraso madurativo, acudió a pedir auxilio a una vecina que vive enfrente ni bien comenzó la discusión, por lo que la mujer la acompañó nuevamente a la casa para ver qué sucedía. Los voceros explicaron que ambas fueron testigos del momento en el que el acusado apuñaló a Servigno, quien cayó mortalmente herida en el garaje de la vivienda, donde su cuerpo fue hallado por efectivos del Centro de Prevención Comunitaria (CPC) Sur, que llegaron al lugar poco después alertados por un llamado al 911.

Tras el hallazgo, al recorrer la distintas dependencias de la casa, los efectivos encontraron en la planta alta a De Turris herido de un corte en el cuello que presuntamente él mismo se hizo con intenciones de matarse. El periodista fue trasladado al Hospital Gandulfo, de Lomas de Zamora, donde permanecía internado sin consecuencias por el corte en el cuello, aunque en estado delicado por su problema de salud precedente, dijeron las fuentes consultadas.

De acuerdo a los voceros, el hombre quedó aprehendido como el supuesto autor del femicidio, mientras que en la escena del crimen los peritos secuestraron un cuchillo de cocina que se cree fue el arma utilizada en el hecho.

Por orden de la fiscal 3 de Lomas de Zamora, María Laura Alfaro, especialistas realizarán estudios físicos y psicológicos al acusado para ver si está en condiciones de prestar declaración indagatoria.

En tanto, también por orden judicial, se comenzaron a recibir testimonios en el marco de la causa, mediante los cuales se estableció que la relación entre De Turris y la víctima -que era su segunda pareja y con la que no tenía hijos- había empeorado en el último tiempo, cuando al hombre le diagnosticaron un tumor cerebral, lo que lo llevó a sufrir picos depresivos, precisaron las fuentes.

Por el momento no constataron la existencia de denuncias previas por violencia de género realizadas por la mujer.