En un mercado de pases que parece recién estar comenzando, Racing Club y Vélez Sarsfield pueden ser protagonistas de un "trueque" entre experiencia y juventud, aunque las dos operaciones en cuestión no tengan un vínculo directo entre sí.
Los protagonistas son Mariano Pavone, el experimentado delantero que jugó en la Academia los últimos seis meses, y Brian Ferreira, jugador de 21 años que nunca hizo pie en el Fortín.

Lo cierto es que Pavone, que estuvo en el club velezano durante el primer semestre de 2015, ya tiene todo arreglado con el Fortín y necesita "resolver su salida contractual" de la institución de Avellaneda para concretar su aspiración de volver.

Sin lugar en la Academia por la jerarquía de la ofensiva (Diego Milito, Lisandro López y Gustavo Bou, entre otros), el Tanque volvería a Liniers con el objetivo de tener continuidad.

El delantero, de 33 años, también vistió las camisetas de Estudiantes de La Plata, River Plate y Lanús, además de haber actuado en México y España.

Pero sin dudas lo más sorpresivo es lo que ocurre con Ferreira, mediocampista ofensivo, eterna promesa de la cantera velezana, que debutó en 2011 con 17 años y que jamás pudo hacer pie en Primera División. Tal es así que el último torneo no fue tenido en cuenta por Miguel Ángel Russo y, tras ni siquiera figurar entre los concentrados durante gran parte del año, la dirigencia decidió dejarlo libre.

Si bien resta la confirmación oficial, el joven de 21 años podría sumarse a la Academia por 18 meses en los que deberá intentar conseguir lo que no pudo en los últimos cuatro años en Vélez.