En la Plaza San Pedro, el Sumo Pontífice llamó a "rezar por las víctimas de las calamidades naturales en América del Sur" y deseó que "la solidaridad fraterna las socorra en sus necesidades".
El papa Francisco celebró su última audiencia de 2015 en la Plaza San Pedro, donde pidió "rezar por las víctimas de las calamidades naturales en América del Sur" y deseó un "sereno y feliz año nuevo" a los fieles católicos.

"Invito a rezar por las víctimas de las calamidades que en estos días han golpeado a Estados Unidos, Gran Bretaña y América del Sur, especialmente el Paraguay, causando lamentables víctimas, muchos desplazados y cuantiosos daños. Que el señor las reconforte y que la solidaridad fraterna las socorra en sus necesidades", afirmó el Sumo Pontífice tras la Audiencia General de este miércoles.

Con un termómetro que marcaba un grado bajo cero cuando apareció en la Plaza apenas pasadas las 9.30, el Papa saludó temprano a los fieles diciéndoles "buen día, un día un poco fresco".

En un mensaje centrado en la infancia de Jesús, el Sumo Pontífice aseguró que "los chicos quieren nuestra atención porque tienen necesidad de sentirse protegidos".

"Les deseo un sereno y feliz año nuevo", culminó el Santo Padre ante una plaza colmada por más de 10.000 personas pese al frío al que el Servicio Meteorológico describió como "anormal" por las altas temperaturas de las últimas semanas.

El jueves, Francisco presidirá a las 17 -en la Basílica Vaticana- la celebración de las primeras Vísperas de la Solemnidad de Santa María, Madre de Dios.

A esta liturgia seguirá la exposición del Santísimo Sacramento, el canto del tradicional himno del Te Deum, como acción de gracias por la conclusión del año civil, y la Bendición Eucarística, y se espera que el Papa se dirija luego a la Plaza de San Pedro para visitar el Pesebre.

El viernes 1 de enero, cuando se celebra la 49ª Jornada Mundial de la Paz que tiene como lema "Vence la indiferencia y conquista la paz", el Papa Francisco celebrará la Santa Misa a las 10 (6 de la mañana en la Argentina), en la Basílica Vaticana, con la presencia de los Niños Cantores, y con motivo de la clausura de su Congreso Internacional.

Al mediodía del primer día de 2016, el Sucesor de Pedro rezará la oración mariana del Ángelus con los fieles y peregrinos que se darán cita en la Plaza de San Pedro.

Ese mismo día, a las 17 (13 horas en Argentina), presidirá la solemne celebración Eucarística, con el rito de apertura de la Puerta Santa de la Basílica romana de Santa María la Mayor, la última de las cuatro basílicas papales de la capital italiana que debe abrir como rito del Jubileo de la Misericordia que comenzó el pasado 8 de diciembre y se extenderá hasta el 20 de noviembre de 2016.