El jefe de Gabinete, Marcos Peña, anunció que "termina la guerra con el periodismo en la Argentina" con la firma de un decreto presidencial que le pondrá punto final al organismo creado por la Ley de Medios. Además, dijo que las telecomunicaciones pasarán a estar reguladas por otro ente.
Conferencia de Peña, Aguad y De Godoy
El jefe de Gabinete, Marcos Peña, anunció este miércoles que, por decisión del presidente Mauricio Macri, "se termina la guerra del Estado contra el periodismo" y "comienza una política pública de comunicaciones del siglo XXI", con la desaparición de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca) y la creación del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom)

Así lo afirmó Peña en una rueda de prensa de Casa de Gobierno, junto al ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad, y Miguel de Godoy, en la que anunció un decreto de necesidad y urgencia que fusiona la Afsca con la Autoridad Federal de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (Aftic), creando el Enacom.

"Hoy comienza una política pública de comunicación del siglo XXI, con una mirada en la que todos los argentinos puedan acceder a servicios de Internet, telefonía y cable con pluralidad, competencia y modernidad", planteó el funcionario y anunció que se buscará "una nueva ley de comunicaciones que integre las leyes de medios y de tecnología de la comunicación, para tener un marco normativo del siglo XXI".

"Es importante que se dé un marco de discusión para una nueva ley que integre a ambas leyes, elimine contradicciones, y que todos los argentinos estén conectados y tengan una mayor pluralidad de voces", indicó.

Siguiendo esta línea, Peña
defendió la utilización de un nuevo DNU: "es una herramienta constitucional", subrayó.Asimismo, dijo que el presidente Mauricio Macri tiene la concepción de que "el periodismo tiene que ser independiente y crítico" y aseguró que "queremos más transparencia en el sistema de la pauta (publicitaria), menos injerencia del Estado y que haya igualdad" respecto de la relación con los medios.

El jefe de ministros también remarcó que las telecomunicaciones dejarán de estar bajo la órbita del organismo que hasta ahora las regulaba -la Afsca- y que ahora estarán bajo el ala del ministerio de Comunicaciones.

Embed
Tras conocerse el anuncio, el desplazado titular de la Afsca, Martín Sabbatella, salió a rechazar la decisión presidencial y respondió que "la única guerra es la de ellos contra las instituciones de la democracia, la libertad y la pluralidad de ideas".

Embed
"Avanzan sobre las instituciones democráticas y la libertad ciudadana, como en las peores épocas de nuestra historia", escribió en su cuenta de Twitter el ex intendente de Morón.

Embed