Fernando Pengsawath, el policía que fue baleado en la localidad de Ranchos por los prófugos del Triple Crimen, presentó una mejora este viernes aunque su pronóstico sigue siendo reservado.
Según un nuevo parte médico de la terapia intensiva del centro médico Fitz Roy, Pengsawath, de 22 años, "está cursando una internación por una herida de arma de fuego" y presenta "múltiples lesiones en vísceras huecas y solidas".

Además, según el informe está con "asistencia respiratoria mecánica" y tiene "un fallo multiorgánico con parámetros vitales más estables" aunque su "pronóstico sigue siendo reservado".

En tanto, este viernes no hubo parte médico de la otra policía Lucrecia Yudati, de 33 años, ya que su estado no presentó cambios.

Todo ocurrió a las 4, a la altura del kilómetro 100 de la ruta provincial 20, a tres kilómetros de Ranchos, donde el policía Pengsawath, recibido hace un año, detuvo la marcha del vehículo en un control vial.

Dos de sus ocupantes se bajaron y lo balearon en el abdomen, mientras que también le dispararon a Yudati en una pierna, para luego escapar a toda velocidad en dirección a Chascomús.

El momento del ataque quedó registrado por las cámaras de seguridad, donde se puede observar toda la secuencia.

ranchos2.avi