Más de 30 mil personas seguían este viernes evacuadas por las inundaciones que provocó el desborde de ríos en Entre Ríos, Santa Fe, Chaco, Formosa y Corrientes, y hay alerta en la zona fronteriza formoseña por la posible rotura de un muro de contención en la ciudad paraguaya de Alberdi.
La ciudad de Concordia, con 10.000 personas evacuadas, seguía siendo este viernes la más castigada por las inundaciones en Entre Ríos, donde otras 2.500 personas no podían regresar a sus hogares en las localidades de La Paz, Colón, Federación y Concepción del Uruguay.
Fuentes municipales informaron a DyN que el río Uruguay se mantuvo hoy estable en 15,88 metros frente al puerto de Concordia, después de haber crecido ayer 2 centímetros, y advirtieron que los vecinos siguen "expectantes" a raíz del pronóstico de nuevas lluvias para el lunes.
En Formosa, donde había 4.500 personas evacuadas, las autoridades permanecían hoy en alerta ante la decisión del gobierno paraguayo de trasladar hacia la capital provincial a los 7 mil habitantes de la ciudad fronteriza de Alberdi, ante la ruptura "inminente" del muro que protege de la crecida del río Paraguay.
El ministro de la secretaría de Emergencia Nacional de Paraguay, Joaquín Roa, dijo ayer que realizó gestiones en la cancillería argentina a fin de establecer un puente aéreo con la capital formoseña, para el traslado de los vecinos de Alberdi.
En este sentido, el ministro de Gobierno de Formosa, Jorge González, afirmó que espera la orden del gobierno nacional para recibir a los alberdeños, muchos de los cuales se resisten a abandonar sus casas en el país vecino.
En Corrientes, unas 8.000 personas evacuadas seguían sin poder regresar a sus hogares, sobre todo en Goya y Perugorría, mientras el nivel de los ríos Paraná y Uruguay permanecía estable pero en el rango de evacuación.
En tanto, un temporal de lluvia y viento provocó ayer voladura de techos, caída de postes del alumbrado público y anegamientos en barrios de la capital correntina.
En el Chaco, donde hay 6.095 personas evacuadas, el río Paraná registró hoy por segundo día consecutivo una marca de 6,90 metros en el hidrómetro del puerto de Barranqueras, mientras la crecida del río Paraguay comenzó a afectar a las localidades chaqueñas de Puerto Bermejo y General Vedia.
En Santa Fe, el número de personas evacuadas se elevó a 1.100 y el pico de la creciente del río Paraná se encuentra en los departamentos Garay y de la capital provincial.
El secretario de Protección Civil de Santa Fe, Marcos Escajadillo, informó que "todas las personas se encuentran alojadas en los distintos centros habilitados y son asistidas por las comunas a través del ministerio de Desarrollo Social".
"Se está trabajando en zonas complicadas, fundamentalmente en la prevención por leptospirosis y en el cuidado por la presencia de roedores y víboras, porque con una gran masa de agua se movilizan arañas, roedores y víboras", advirtió el funcionario.
Fuentes de la Prefectura Naval informaron hoy que el río Paraná creció 4 centímetros en las últimas 24 horas y llegó a la marca de los 6,33 metros a la altura del puerto de Santa Fe.
Las fuentes precisaron que las zonas más complicadas por la creciente del río son el paraje Vuelta del Paraguayo, Alto Verde, Colastiné Sur y zona de islas de la capital provincial, donde fueron evacuadas 94 familias.
En la ciudad santafesina de Reconquista, donde continúan evacuadas 147 personas del barrio del puerto y de La Cortada, la cota del río se mantuvo hoy estacionario en 6,21 metros, es decir todavía 91 centímetros por encima del nivel de evacuación del puerto.