El ex jefe de Hinchadas Unidas Marcelo Mallo declaró ante el fiscal Mariano Sibuet por las armas que encontraron en su casa y en la de su hija Brenda en el marco de dos allanamientos por la fuga de los condenados del triple crimen y, según se informó, continuará detenido en la DDI de La Matanza.
José Novelo, abogado de Mallo, negó que su cliente conozca o haya visitado a Martín Lanatta, Cristian Lanatta o Víctor Schillaci y afirmó que las armas que encontró la policía son legales.

Los efectivos policiales secuestraron en el domicilio de Mallo un arma 9 mm y municiones.

Luego, en otro allanamiento en la casa de la hija, encontraron un revólver 357 y otro 38, municiones y una picana.

Además de Mallo, su hija y su yerno permanece detenido Alejandro Melnyk, alias "El Faraón", acusado de "recibir a los prófugos en Florencio Varela y proveerlos de armas", colaborando así con la fuga.