El dólar recortó la disparada inicial y subió 36 centavos este martes a $13,87 en los principales bancos y agencias del microcentro. Más temprano, llegó a tocar los $14,25, en su mayor avance intradiario tras la devaluación de mediados de diciembre.
Con una mayor demanda y sin el intervención del Banco Central, el dólar trepó 36 centavos y cerró a $13,87, según el promedio que efectuó ámbito.com en los principales bancos y casas de cambio de la city.
Durante la rueda, el billete llegó inclusive a superar los $ 14 (se ubicó en $ 14,25), en la mayor suba intradiaria tras la devaluación de diciembre. Así yer, había ascendido otros 10 centavos.
"Hubo una firme demanda de importadores y también de turistas, y los exportadores siguen sin liquidar como se esperaba, ya que especulan con un precio más alto", explicaron desde el mercado a este medioámbito.com .
En el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), sin la intervención pero con la mirada atenta del Banco Central, el billete saltó 44 centavos a $ 13,65 para la punta vendedora.
Ayer, en la primera jornada cambiaria del año, la divisa minorista subió otros 10 centavos, en una rueda en la que llegó a caer hasta los $ 13,355.
La fuerte suba del dólar no se replicó en el mercado informal, donde el blue sube cuatro centavos a $ 14,21, según el relevamiento que hizo este medio en cuevas del microcentro porteño.
Durante media hora desaperció la brecha
En un hecho más que llamativo, la brecha cambiaria entre el dólar oficial y el blue desapareció durante media hora, en momentos en que la divisa minorista había superado los $ 14 en bancos y casas de cambio del microcentro porteño.
El dólar llegó a dispararse más de 62 centavos en horas del mediodía y operaba a $ 14,13, similar precio que se ofertaba en las cuevas en el mismo momento, según constató ámbito.com.
Pero además, por algunos minutos, el dólar oficial superó al paralelo por 12 centavos: $ 14,25 a $ 14,13.
La brecha cambiaria llegó a rozar el 90% en septiembre de 2014, en uno de lo momentos más álgidos del mercado cambiario, cuando el billete informal se había acercado a los $ 16, mientras que el oficial - anestesiado por el Banco Central- , operaba a $ 8,44.