Según indica en un comunicado el bloque conducido por Héctor Recalde, el reclamo es en respuesta a la batería de decretos de necesidad y urgencia firmados por el presidente Macri. El FPV recordó además que el macrismo presentó un proyecto para que el Congreso quede automáticamente convocado ante el dictado de un DNU.
A través de un comunicado difundido este miércoles, el bloque de Diputados del Frente para la Victoria reclamó al presidente Mauricio Macri que convoque a sesiones extraordinarias como respuesta a la batería de decretos de necesidad y urgencia que desplegó el mandatario desde su llegada a la Casa Rosada el 10 de diciembre pasado.

"Nuestro bloque viene reiterando el pedido para que se convoque a extraordinarias desde hace más de 20 días luego de que el presidente Macri, en una decisión abiertamente inconstitucional, intentó nombrar a dos jueces de la Corte Suprema de Justicia por decreto, sin el insoslayable aval del Senado de la Nación" señala el comunicado en el que además advierten que analizan "el modo de poder realizar la autoconvocatoria".

El bloque comandado por Héctor Recalde denunció además que "a ese decreto (de designación de dos nuevos jueces para la Corte sin aval del Senado) le siguieron otros ilegales y violatorios de la Constitución Nacional y las instituciones de la República, que incluyen la reforma y hasta la derogación de leyes sancionadas democráticamente por este Congreso, la remoción de funcionarios también designados democráticamente por el Parlamento, y el intento de legislar por decreto en cuestiones penales –otra cuestión expresamente prohibida por la Constitución en su artículo 99-. Todo esto sumado a que muchas disposiciones se aplicaron de facto, antes incluso de su publicación en el Boletín Oficial y desoyendo medidas judiciales"

"Macri firmó decretos ilegales y violatorios de la Constitución que incluyen la reforma y hasta la derogación de leyes sancionadas democráticamente"

Por ello consideraron que "si hay algo necesario y urgente es que el Congreso se reúna para validar o rechazar esta batería de decretos, tal como lo dispone la Constitución Nacional en su artículo 99, y para legislar en toda cuestión que el Ejecutivo considere pertinente. Pero para reunir a las Cámaras no basta con la voluntad de los legisladores: fuera del periodo ordinario de sesiones –como nos encontramos hasta marzo-, la Constitución en su artículo 63 dice que 'pueden también ser convocadas extraordinariamente por el Presidente de la Nación', convocatoria que a la fecha no se ha producido".

El bloque del FPV denunció además que "paralelamente, las autoridades de ambas Cámaras se niegan a firmar actos administrativos, con lo cual asistimos a una virtual disolución del Parlamento. Por citar sólo dos ejemplos, la designación del titular de la AGN fue inexplicablemente demorada hasta ayer; y aún estamos a la espera de la firma para el segundo miembro del Consejo de la Magistratura que por ley le corresponde a este bloque, y que en otro atropello institucional pretendieron otorgársela a un integrante de un bloque minoritario -intento frenado por varias medidas cautelares y que derivó en una denuncia penal contra el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó-".

"A los legisladores de la alianza gobernante les pedimos que se saquen la careta"

Y concluye: "En noviembre, Mauricio Macri fue elegido para conducir el Poder Ejecutivo de la Nación. Pero antes, en octubre, los argentinos elegimos a nuestros representantes en el Congreso. Y desde el 10 de diciembre, a los representantes del pueblo democráticamente electos no nos dejan trabajar. Por eso invitamos a los diputados de todos los bloques políticos a que se sumen a este reclamo para que se nos permita cumplir con los derechos y las obligaciones que nos confiere la Constitución Nacional. A los dirigentes que se rasgaron las vestiduras en nombre de las instituciones y la República, los invitamos a abandonar el silencio cómplice y acompañarnos en la defensa de las instituciones y la República. A los legisladores de la alianza gobernante les pedimos que se saquen la careta y recuerden que fueron ellos quienes presentaron un proyecto para que el Congreso quede automáticamente convocado cuando se dicte un DNU. Al presidente de la Nación le exigimos que ponga fin al avasallamiento de las instituciones y convoque inmediatamente a sesiones extraordinarias".