El delantero Jonathan Calleri dejó este lunes la concentración de Boca Juniors, supuestamente para hacer trámites referidos a su transferencia, que finalmente sería al fútbol brasileño.
El futbolista dejó el hotel Sofitel La Reserva Cardales, en Campana, para agilizar su traspaso al Atlético Mineiro, club donde juegan los argentinos Lucas Pratto y Jesús Dátolo.

La aparición en escena de un grupo inversor que se instaló en el fútbol del club Deportivo Maldonado, frenó la transferencia al Inter de Italia, según había confirmado el vicepresidente del club italiano, el argentino Javier Zanetti.

Encima, en los entrenamientos de pretemporada, el director técnico, Rodolfo Arruabarrena, empezó a trabajar con la dupla Carlos Tevez-Daniel Osvaldo, para terminar de definir la posición de un Calleri que busca continuidad y crecimiento.

Por la venta del ex futbolista de All Boys al Mineiro, el club argentino embolsaría 11,5 millones de dólares.