El abogado de Milagro Sala, Luis Paz, dijo que el acampe por el que fue detenida la dirigente social no se trata de un delito sino de una contravención por la que, a lo sumo, se debería pagar una multa.
Embed
"La imputación es por el acampe y el acampe no es delito. En el peor de los casos se debería pagar una multa. En último caso, el acampe sería una contravención", afirmó Paz en declaraciones radiales.

En este sentido, el letrado dijo que el gobernador Gerardo Morales "manifiesta un verdadero odio a los trabajadores": "lo mínimo que nos dice es que somos chorros y delincuentes. Nos trata de mafiosos, de que somos una asociación ilícita. Eso manifiesta su odio".

"La Auditoría General de la Nación (AGN) avaló las obras que hacía la Tupac Amaru. Hace 35 días esperamos una respuesta de Morales para continuar con las obras. Lo que queremos es continuar trabajando, seguir con las obras", agregó.

En cuanto a la situación de Sala dijo que continúa con la huelga de hambre y que "si Milagros está detenida es por un claro odio a la diferencia ideológica". "Espero que la Justicia entienda que está privando ilegítimamente de su libertad a una diputada del Parlasur. Morales está intentando direccionar al Poder Judicial según sus intereses", concluyó.