Robinson Guerrero Clavijo, representante legal de los papás de Diego González, el nene de 11 años que se arrojó desde un quinto piso porque "no quería ir al colegio", dio en Radio 10 detalles de la causa.
Embed
"Los padres en un principio no tenían abogado, ni pensaban que lo pudiesen necesitar", dejó saber Guerrero Clavijo, que recibió la consulta de Carmen y Manuel González, papás de Diego, cuando comenzaron a ver que había "ocultamiento de datos" en la investigación.

"Por parte del colegio ha habido total hermetismo", contó el abogado, denunciando además que no se realizó "una investigación más a fondo".

"Es un colegio en el que se ejerce mucha violencia entre los propios niños"
, explicó además el representante de la familia González, haciendo referencia al centro Nuestra Señora de los Ángeles, establecimiento al que asistía Diego. Ya en 2010 otra alumna había intentado quitarse la vida, según denunció por el "Bullying" que recibía allí.