El delantero continuará su carrera en San Pablo pero antes de subirse al avión expresó que si idea era quedarse en Boca "a jugar la Copa Libertadores".
El delantero Jonathan Calleri viajó esta tarde rumbo a Brasil para sumarse al plantel de San Pablo, aunque antes de subirse al avión insistió en que su idea era quedarse en Boca "a jugar la Copa Libertadores", pero "casi" que se tuvo que ir a la fuerza.

"No sé si tenía ansiedad. Mi objetivo y mi idea era quedarme en el club. Se lo expresé a Daniel (Angelici) y a Arruabarrena, que me dieron su punto de vista. Yo siempre quise que me vendan y quedarme a jugar la Copa. Después cada uno dice su verdad para lo que le conviene. Yo siempre decidí quedarme a jugar la Copa, casi que me tuve que ir a la fuerza a jugar a San Pablo",
contó.

Casi como un rockstar por la cantidad de fotos que le solicitaron en el aeropuerto de Ezeiza, Calleri -que fue vendido en más de 10 millones de euros a un grupo empresario inglés que lo llevó al San Pablo a través de Deportivo Maldonado de Uruguay- profundizó en esa idea de que la realización de su venta corrió más por cuenta de Boca que por su deseo.

"No era problema. Yo tenía contrato y me quería quedar. Con Daniel Angelici tengo la mejor porque me trajo al club y estoy agradecido. Me senté en una mesa en Cardales con él y con (Juan Carlos) Crespi, y ellos saben lo que yo pensaba. La decisión del club fue venderme, pero hay muchas cosas que las tiene que explicar otra persona, que van más allá de lo que yo pienso", afirmó en declaraciones a la prensa.

En este contexto, el delantero reconoció que la llegada de Daniel Osvaldo lo iba a obligar a "arrancar desde atrás" para mantener la titularidad, pero aclaró que no fue una condición para su partida.

"Sabía que iba a arrancar desde atrás y que iba a tener que recomenzar, pero también sabía que la venta estaba muy avanzada y mucho tiempo no me quedaba. Dani es un crack, yo veo la química que hay con Carlos Tevez y ojalá los dos le den una alegría grande a Boca", sostuvo.

Más allá de toda esta situación, Calleri reconoció que fue "muy feliz" durante el año y medio que defendió la camiseta del "xeneize".

"Fui muy feliz en este año y medio en Boca y espero alguna vez volver. Me formaron como jugador y siempre voy a estar agradecido, si no fuera por Boca no estaría acá. De una vez por todas se definió, estoy contento de ir al San Pablo, ojalá se me dé todo lo que pienso en estos seis meses",
sostuvo.

Para su desembarco en San Pablo fue muy importante una llamada telefónica de Edgardo Bauza, el flamante DT del equipo que buscará ingresar a la fase de grupos de la Libertadores desde el repechaje. En caso que lo consiga, cosas del destino, ingresará en la zona junto a River, por lo que los hinchas de Boca ya se ilusionan con que Calleri festeje y amargue a los "Millonarios".

"Creo que la gente de Boca siempre se pone contenta por su club, no le interesan los demás. Ojalá al grupo y al Vasco les vaya bien y que consigan todos los objetivos que se planteen", finalizó.