La empresa Subterráneos de Buenos Aires (Sbase) anunció que sumará 60 nuevos coches 0 kilómetro con aire acondicionado a la Línea D, que beneficiarán a los casi 340 mil usuarios que la utilizan diariamente.


La incorporación de los nuevos coches permitirá ofrecer un mayor confort a los pasajeros y llevar la frecuencia a 2 minutos en la línea que conecta las estaciones Catedral con Congreso de Tucumán.

"Como ocurre en muchos subtes del mundo, este año queremos que todas las líneas ofrezcan un servicio de calidad con un intervalo máximo de 3 minutos, y con estos nuevos coches para la Línea D aspiramos, en el futuro, a 2 minutos de intervalo", dijo el ingeniero Juan Pablo Piccardo, presidente de Subterráneos de Buenos Aires.

Se trata de unidades ALSTOM idénticas a las adquiridas para la Línea H. Son de acero inoxidable, totalmente accesibles y están equipados con cámaras de seguridad y un sistema de aviso sonoro de estaciones.

Nueva Formacion D.jpg
Además, tienen suspensiones neumáticas que se ajustan en función de la carga que transportan y pueden ahorrar energía a partir de la regeneración durante el frenado. Entre otras cosas, son más seguros por un dispositivo de antiempotramiento que evita que un coche se superponga a otro y cuentan con “caja negra".

A partir de las revisiones generales, ya se incorporó aire acondicionado en 18 coches de la línea, que también cuentan con nueva carrocería, iluminación e interiores, y un sistema de aviso sonoro de estaciones. Estas mejoras alcanzarán a un total de 30 unidades y contemplan también la reparación profunda de los sistemas mecánicos, eléctricos y neumáticos del coche, según indicaron desde el Gobierno porteño.