La Red de Organizaciones Sociales de Jujuy y el movimiento Tupac Amaru decidieron este martes levantar el acampe de protesta que mantuvieron durante los últimos 51 días en la plaza frente a la casa de gobierno provincial, en lo que definieron como un gesto tendiente a establecer un canal de diálogo con el Ejecutivo que encabeza Gerardo Morales.
La decisión fue tomada por unanimidad durante una asamblea en la que también decidieron que un grupo de representantes de las organizaciones se trasladará a Buenos Aires para sumarse al acampe de Plaza de Mayo donde movimientos políticos y sociales continúan reclamando la liberación de la dirigente de la Tupac Amaru y diputada del Parlasur, Milagro Sala.

La Red de Organizaciones Sociales se había instalado en la Plaza Belgrano, frente a la gobernación de Jujuy, para protestar en contra de una serie de decisiones gubernamentales en relación con las cooperativas de trabajo.