Según un informe del Banco Ciudad, un aumento de 100% en las tarifas eléctricas agregará 0,9 punto porcentual a la variación del mes del Índice de Precios al Consumidor de Buenos Aires. Se prevén incrementos del 500% en promedio.
En su último informe semanal, el Banco Ciudad advirtió que la quita de los subsidios y el aumento en las tarifas de luz tendrá un fuerte impacto en el Índice de Precios al Consumidor de Buenos Aires (IPCBA), el mismo que utiliza el gobierno nacional, junto al de San Luis, para dar cuenta de la inflación a nivel nacional en medio de la reestructuración del INDEC.

Según el Banco Ciudad, y teniendo en cuenta que se prevé que en febrero las tarifas de luz llegarán con un incremento del 500% en promedio, la inflación para ese mes, sin tener en cuenta los aumentos de precios en otros rubros, arrancará con una base de cinco puntos.

El informe elaborado por la entidad que preside Juan Curutchet, la quita que el Estado nacional hizo de parte de los subsidios otorgados al consumo de electricidad significa una reducción en el déficit de las cuentas públicas, pero remarcó que, al mismo tiempo, afectará el costo de vida.

"Este reacomodamiento tarifario tiene algunas consecuencias macroeconómicas a tener en cuenta", indicó el Ciudad en su último Informe Económico Semanal, elaborado por el área de Estudios Económicos que conduce el presidente de la entidad, Javier Ortiz Batalla.

El análisis destacó que con la medida anunciada "principalmente, se lograría una importante reducción en el gasto público, avanzando en la implementación del programa fiscal anunciado por el Ministerio de Hacienda, en el que se apunta a disminuir el déficit primario a un 4,8% del Producto Bruto Interno en 2016, valiéndose para ello, fundamentalmente, de un recorte en los subsidios energéticos de 1,5 puntos del PBI".

Sin embargo, el informe advirtió que "un incremento tarifario de importante magnitud afectaría el costo de vida, siendo a su vez capturado con mayor intensidad por el nuevo índice de referencia IPCBA, ya que el mismo cubre el ámbito de la ciudad de Buenos Aires, donde las tarifas se encuentran más atrasadas".

"En dicho indicador, la ponderación de los servicios eléctricos es de 0,9%, significando que, por ejemplo, ante un aumento promedio de 100% en las tarifas eléctricas, el IPCBA agregará 0,9 punto porcentuales a la variación del mes", precisó el informe.

Además, subrayó que "dado que el impacto en el nivel general de precios se hace sentir cuando comienzan a negociarse los primeros acuerdos salariales, agregando nuevas presiones a las negociaciones, se prevé que el proceso sea acompañado por otras medidas tributarias y de gasto que amortigüen el impacto en los sectores más vulnerables".

Al respecto, indicó que "algunas de estas medidas incluirían una selectiva reducción en el IVA a los productos de la canasta básica, la universalización de la AUH (Asignaciones Universales por Hijo) y el incremento en el mínimo no imponible en el Impuesto a las Ganancias".