Cuando terminaba el primer tiempo, los delanteros de Racing discutieron y tuvieron que intervenir sus compañeros para evitar que se pelearan.
Gustavo Bou paró la pelota y, en vez de descargar con Diego Milito, intentó una acción personal. Fue el momento en que el ex atacante del Inter se enfureció con Bou y se lo reprochó en la cancha. Los delanteros discutieron y por poco no se van a las manos.

Embed
"Fue una situación de partido, con las pulsaciones a mil. Nos insultamos con Milito. Pero todo quedó dentro de la cancha", aclaró Bou, tras finalizar el encuentro ante el Puebla.

Embed