Cuba ampliará su servicio de Internet en la Isla este año. Así lo confirmó la empresa estatal de Telecomunicaciones de Cuba (Etecsa), que indicó que se abrirán 100 nuevas salas de Internet, la instalación de 17.000 teléfonos fijos y la creará 80 espacios públicos de wifi gratuito.

La presidenta ejecutiva de Etecsa, Mayra Arevich, y otras directivas de esa empresa indicaron que la ampliación de este proyecto en 2016 tiene el objetivo de incrementar el acceso a Internet y los servicios de telefonía en la isla, según medios oficiales.

En la actualidad hay 65 zonas públicas con tecnología wifi en todo el país caribeño y funcionan más de 3,3 millones líneas celulares, según los datos actualizados por las funcionarias de Etecsa.

La creación de las populares áreas wifi fue una de las alternativas puestas en marcha desde julio del 2015 por Etecsa para ampliar las conexiones a Internet en al Isla, que aún no se permiten en los domicilios salvo contadas excepciones.

La titular de la compañía confirmó que en los próximos días esta compañía estatal realizará una prueba "piloto" (experimental) en dos comunidades del municipio La Habana Vieja de la capital cubana, con el fin de llevar internet a las casas particulares en el futuro.

"Pero no estamos diciendo que ya estamos comenzando a comercializar el servicio a la población, que ya va a llegar Internet a las casas", advirtió Arevich.

La implementación de este servicio en Cuba "requiere de recursos importantes porque nosotros compramos todas las plataformas en dólares y tenemos que ir llegando a los diferentes lugares en dependencia de las condiciones económicas que tenga el país y la empresa", agregó.

Cuba cuenta con más de 700 espacios para acceder a Internet, entre los que figuran 339 salas de navegación, con unos 1.174 ordenadores, y además los cibercafés de hoteles y aeropuertos, según datos divulgados por Etecsa en diciembre pasado.

Pero la isla es actualmente uno de los países con menor tasa de conectividad a la web en el mundo, con solo el 5% de la población, porcentaje que se reduce al 1% en el caso de la banda ancha.

El acceso a Internet desde las casas particulares no está permitido para los cubanos salvo algunos sectores profesionales como médicos, periodistas, académicos e intelectuales, que requieren una autorización especial del Gobierno.