Un grupo comando que se desplazaba en al menos cuatro vehículos, quiso dar el golpe en la Autopista La Plata-Buenos Aires. Terminaron matando a una persona que acompañaba al dueño de la empresa responsable de la concesión en el estadio único.
El hecho, de acuerdo a la información que manejan medios locales tuvo inicio en Berazategui, alrededor de las tres y media de la mañana. Los voceros consultados indicaron que el golpe contó con un grado de planificación "muy sofisticado".

Tenían el dato de quién era la víctima y en qué camioneta se desplazaba. Después no tuvieron más que seguirla cuando salió por la avenida 32 y tomó la autovía, hasta que a la altura del peaje de Hudson colisionaron desde atrás su Toyota Hilux.

Como no lograron que detenga la marcha, advertido que le seguían los pasos, el empresario, que fue identificado por fuentes policiales como Marcelo Rivera (40), titular de la firma "Gastro Eventos", intentó un dramático escape, incluso a contramano durante varios kilómetros, publica en su edición impresa de este viernes el diario platense El Día.

Embed
En ese momento, "la cacería" tuvo las peores consecuencias, cuando los delincuentes, enceguecidos con el dinero que llevaba, se presume una cifra muy importante, comenzaron a dispararle. Fue en el kilómetro 16,5, a la altura de Quilmes

Lamentablemente, uno de esos proyectiles ingresó al habitáculo de la 4 x 4 y alcanzó a la persona que estaba sentada en el asiento del acompañante.

De acuerdo al reporte oficial, se trata de Pedro Luis Tabares (55), quien fue llevado al hospital Fiorito de Avellaneda, aunque murió tras los primeros auxilios médicos.

Embed
Respecto de los integrantes de la banda, que se quedaron con las manos vacías, todos alcanzaron a escapar, excepto uno, identificado por los informantes como Jhon Alexander Bobadilla Vega, un colombiano de 31 años, quien fue capturado por personal de la Policía de Seguridad Vial, tras que fallara en su intento por apoderarse de un auto, que guiaba una chica de 21 años.

Al cierre de esta edición, efectivos de la seccional 8ª de Quilmes, junto a agentes de la CDI de esa ciudad, realizaban varios allanamientos en procura de la captura de los prófugos.

Se supo también que ya se analizaban distintas imágenes de las cámaras de seguridad de la Autopista en procura de su identificación.