La provincia serrana es de las más afectadas del país por el fenómeno climatológico que sacude al mundo. Anoche una tormenta anegó todo en la capital y dejó cuatro víctimas fatales.
Cuatro personas murieron y cerca de 200 permanecían evacuadas por el intenso temporal de lluvia, viento y granizo que se registró anoche en la capital de Córdoba y sus alrededores, y que produjo además serios daños materiales en la infraestructura de servicios públicos y viviendas.

De acuerdo a los datos suministrados desde Defensa Civil, el fuerte temporal se cobró cuatro vidas en la capital cordobesa: un motociclista de 50 años que cayó del rodado y fue arrastrado por la corriente de agua que había anegado la intersección de Lavalleja y Los Andes y una beba de un año y siete meses que murió al caer un árbol sobre el automóvil en que viajaba con sus padres por avenida Ejército Argentino.

Embed
La tercera víctima es un hombre de 63 años que perdió el equilibrio cuando caminaba en la vía pública inundada del barrio Residencial América, y se golpeó la cabeza al caer sobre el asfalto.

La último fallecimiento hasta ahora registrado se produjo en un complejo habitacional situado sobre la ruta provincial 5, donde un guardia fue arrastrado dentro de su casilla y murió.

La capital de Córdoba fue la más afectada por el temporal y muchos barrios permanecen sin energía eléctrica desde anoche, en tanto desde la Empresa de Energía de Córdoba (Epec) comunicaron esta mañana que paulatinamente se va restableciendo el servicio.

Embed
Esta mañana se podía observar viviendas, automóviles, edificios y espacios públicos dañados por la tormenta que también alcanzó, aunque con menor impacto, a las localidades de los alrededores de la capital de Córdoba y del valle de Punilla.

Hace unas semanas y a fines de diciembre, Córdoba también fue escenarios de violentas tormentas que provocaron destrozos y víctimas fatales, lo que la convierte en una de las provincias argentinas más golpeadas por el fenomeno de El Niño, que provoca catástrofés climatológicas en todo el mundo.