La joven de 24 años estaba vacacionando junto a dos amigas en Río de Janeiro. Caminaba con ellas por una playa, cuando fue abordada por dos delincuentes que tras asaltarla la apuñalaron. Los asesinos fueron detenidos.

Laura Pamela Viana, de 25 años, fue asesinada a puñaladas en la playa de Copacabana, ubicada en la ciudad de Río de Janeiro, por dos hombres que intentaron robarle cuando paseaba con amigas. Los asesinos fueron detenidos posteriormente.

El pasado sábado, Laura junto a su marido, Sergio Plutt, y el hijo de ambos, Alejo, emprendieron viajaron desde Fontana, en Chaco, hasta las playas de Río de Janeiro. Tomaron un colectivo hasta San Pablo y desde allí, un avión que los dejó en Río de Janeiro.

Una vez en Río, se dirigieron al departamento que habían alquilado en la zona turística de Copacabana junto a cuatro amigos con los que compartirían sus vacaciones. En una de las playas de ese lugar, la joven fue asesinada por dos ladrones.

Embed
La turista fue auxiliada por agentes de seguridad tras el ataque, cuando todavía estaba en la arena de la playa, pero finalmente murió cuando era atendida en el Hospital Miguel Couto, según informaron los medios cariocas.

Pamela nació en Fontana, a pocos kilómetros de Resistencia, y cumplió 25 años a comienzos del mes pasado. Según su perfil de Facebook, Pamela trabajaba en la empresa de telemarketing Allus, en Resistencia.

En tanto, el gobierno de Chaco y la Cancillería coordinaban con las autoridades brasileñas la repatriación de los restos de la joven. El trámite se llevará a cabo ni bien la Justicia brasileña autorice la liberación del cuerpo del Instituto Médico Legal de Río de Janeiro.

Por su parte, Antonio Rodas, intendente de la localidad chaqueña de Fontana, en la que vivía Viana, dijo que un avión de línea trasladará desde Río de Janeiro a Buenos Aires el cuerpo y a los allegados a la víctima y que desde allí otra aeronave comercial los llevará luego a Resistencia.

Embed