La madre de María José Coni recorrió los lugares donde fueron vistas por última vez las jóvenes que fueron halladas muertas en Montañita. Por su parte, los parientes de Marina Menegazzo encontraron en su recorrido objetos que pertenecían a las chicas.
Los familiares de Marina Menegazzo y María José Coni, las mendocinas que fueron asesinadas en la localidad ecuatoriana de Montañita, descreen de la versión oficial sobre el crimen de las jóvenes y, por eso, decidieron comenzar su propia investigación.

Gladys Steffani y Felipe Coni, madre y hermano de María José, recorrieron los lugares en donde las vieron por última vez. La mamá de la joven asesinada, acompañada de miembros de la Embajada de Argentina, se entrevistó con la dueña del hostal en donde se alojaron.

Según contó la mujer, cerca de las 11 las jóvenes salieron a vender hamburguesas en la playa y al regresar cancelaron la habitación. Eran las 14 cuando se la vio por última vez allí.

Durante el recorrido, también inspeccionaron la vivienda donde habrían matado a las chicas y el sitio en el que se encontraron los cadáveres, ubicado en Nueva Montañita.

Embed
"A mí no me lo va a prohibir nadie que yo ingrese donde han encontrado un cuerpo mutilado" fue la respuesta de Steffani a un policía que trató de impedir su ingreso y el de su hijo a la zona que tiene acceso restringido mientras continúan las investigaciones.

En tanto, el hermano y cuñado de Marina Menegazzo hallaron durante su recorrido, realizado un día antes, el estuche de la cámara de fotos de María José y el celular de Marina.

La madre de María José Asimismo cuestionó al director Nacional de la Dinased, Víctor Aráuz,por el hallazgo del cuerpo de Marina, el pasado 28 de febrero de 2016, que lo habrían buscado el sábado y no lo encontraron.

La mujer remarcó que el cuerpo de su hija lo localizaron el jueves y el de su amiga estaba a 30 metros y se demoraron tres días en ubicarlo. "No me voy de acá hasta que sepa bien todo (...) No voy a parar", dijo.