Otra vez el mediocampista del Arsenal inglés hizo un gol y una celebridad sufrió las consecuencias. El jugador anotó el sábado el primero de los 2 tantos con los que su equipo empató con el Tottenham y extendió la mufa.
En el choque que abrió la jornada 29 de la liga inglesa, "Spurs" y "Arsenal" firmaron tablas, y quien hizo el primer gol del partido para los rojos fue nada más y nada menos que Aaron Ramsey, el jugador en torno al que se ha creado un curioso mito, pero que se sigue cumpliendo: cada vez que marca, un famoso muere.

Su último gol no fue la excepción a la regla y este domingo se supo que la ex primera dama estadounidense Nancy Reagan falleció a los 94 años en su casa de Los Ángeles, según informó la Fundación Reagan.

Nancy Reagan se casó con el presidente Ronald Reagan en 1952 y fue primera dama de Estados Unidos entre 1981 y 1989.

Su última "víctima" había sido el actor Alan Rickman, a causa de un cáncer a los 69 años, luego de que Ramsey convirtiera un tanto en el empate de los Gunners frente al Liverpool 3 a 3.

La historia de "la maldición" nació cuando en 2011 el mediocampista marcó frente al Manchester United y al día siguiente el gobierno estadounidense confirmó la muerte de Osama Bin Laden, uno de los terroristas más buscados. Meses más tarde, convirtió frente al Tottenham Hotspur y su víctima fue Steve Jobs.

Otras de sus "víctimas" fueron el dictador libio Muamar Muhamad, la popular cantante Whitney Houston, el pianista cubano Bebo Valdés, el dictador argentino Jorge Rafael Videla y del boxeador Ken Norton.

En noviembre de 2013, Ramsey convirtió un doblete frente al Cardiff y al día siguiente falleció el actor Paul Walker. En agosto de 2014, en tanto, le hizó un gol al Manchester City en el triunfo por la Community Shield. Horas más tarde, se confirmó la muerte de Robin Williams.