El juez federal Sebastián Casanello requirió un informe a la Facultad de Medicina de la UBA para determinar si el derrame de cianuro en la planta de Barrick Gold en San Juan provocó "afecciones a la salud" de los vecinos del lugar.

Además pidió a la Universidad de Cuyo que realice un estudio de las aguas subterráneas para determinar si son aptas para el consumo, y un estudio sobre la fauna y flora para saber si fueron dañadas como consecuencia del derrame ocurrido en septiembre pasado en la mina El Veladero en San Juan.

El magistrado pidió que la Facultad de Medicina evalúe a los vecinos de las localidades de Jachal e Iglesias y que se determine si los mismos "sufren o han sufrido afecciones a su salud como consecuencia del derrame de solución cianurada".

El juez autorizó para el caso de afecciones, la posibilidad de que se puedan tomar muestras de sangre y orina para evaluar a los pobladores. En tanto en la causa se aceptó como querellante a la organización "Jachal no se toca", según confirmaron las fuentes.

Casanello y el fiscal Ramiro Gonzalez investigan una denuncia contra ex funcionarios, entre otros el ex secretario de Medio Ambiente, Sergio Lorusso, y el ex secretario de Minería, Jorge Mayoral.

En la investigación hay varios informes que dan cuenta de que hubo contaminación, uno de la Universidad de Cuyo, y otro de la Policía Federal Argentina que determinó que hubo presencia de cianuro en cinco ríos, Potrerillos, Jachal, Blanco, Palca y Las Taguas.

Fuentes judiciales confirmaron que también se incorporó al expediente otro informe de la ex Secretaría de Medio Ambiente que encontró irregularidades en relación al manejo de los residuos que dejó el episodio.